Julia Bertha Díaz Hernández.

3

Julia Bertha Díaz Hernández. “La Gacela de Cuba”. 🏟☺

“Justicia es un firme y constante deseo
de dar a cada uno lo que le es debido.”
Emperador Justiniano El Grande”.

Gracias Yrma Mederos Rodríguez, por recordarnos a está gran atleta.

Bertha Díaz fue la mejor atleta de la isla entre 1954 y 1963, la primera mujer en participar en Juegos Olímpicos, en ganar un evento de atletismo en Panamericanos y en conquistar tres veces el título nacional de Estados Unidos en 80 metros con vallas.

Nacida el 1 de octubre de 1934 en Lawton, La Habana, se inició en el béisbol femenino y llamó poderosamente la atención de los expertos cuando conectó un jonrón dentro del cuadro gracias a la velocidad de sus piernas.

“Tuvó una larga y exitosa carrera al sumar 258 medallas de oro, gané 16 veces el campeonato nacional José ‘Pepe’ Barrientos, sumé tres títulos nacionales de Estados Unidos, dos Juegos Panamericanos, en una ocasión en Juegos Centroamericanos y del Caribe, fui seleccionada 14 veces la mejor atleta cubana en campo y pista y 12 años la figura deportiva en la rama femenina”, manifestó Bertha.

En su tiempo derrotó a las mejores corredoras norteamericanas en 80 metros con vallas y en la isla estableció más de 28 récords nacionales.

“En su época impusó marcas mundiales en 60 metros planos y 80 con vallas, además de establecer decenas de récords nacionales y continentales”, indicó la atleta.

En los Juegos Panamericanos de México 1955, Cuba ganó 13 medallas y Bertha se convirtió en la única atleta de la isla en conquistar una presea dorada, estableciendo un récord mundial con 7.5 segundos en 60 metros planos. También alcanzó la plata en 80 metros con vallas (11.8).

Ese mismo año detuvo los cronómetros en 11.5 segundos en 80 con obstáculos, el mejor tiempo alcanzado por una mujer, reduciéndolo a 11.2 en 1956, y bajando de los 11 segundos con el mejor tiempo de su carrera (10.7) en 1963.

En 1956 viajó a los Juegos de Melbourne siendo la primera mujer cubana en actuar en una Olimpiada. Bertha también compitió en los Juegos de Roma 1960, y aunque no pudo lograr medallas en la gran cita del deporte universal, recuerda con orgullo su participación.

“Realicé un gran esfuerzo y aunque era una de las atletas favoritas en mi especialidad, no tuve suerte. No siempre se puede ganar, pero fue algo maravilloso competir junto a las mejores del mundo”, señaló.

Un año antes, en los Panamericanos de Chicago 1959, fue una de las dos atletas cubanas que ganaron preseas doradas al vencer en 80 metros con vallas con 11.2. Logró dos oros y una plata en los Centroamericanos y del Caribe de 1962 en Jamaica. Ganó la final de 80 con vallas con 10.9 y en salto largo con 5.50 metros, siendo la atleta con más preseas en dichos juegos.

No pudo participar en los Panamericanos de Sao Paulo, Brasil, 1963, al confrontar los primeros problemas con los dirigentes deportivos de la isla.

Después de entrenar con dedicación para los Centroamericanos de San Juan 1966, de manera inesperada no se le permitió ingresar a la “Isla del Encanto”, al parecer por temor a que abandonara la delegación.

“Los atletas estábamos en el barco Cerro Pelado a tres millas del puerto de San Juan esperando el permiso para trasladarnos en lancha debido a que no se permitía la entrada de la embarcación. Horas antes de recibir la autorización llegaron dos hombres y me dijeron que yo pertenecía a la CIA y no podía competir. Me regresaron a Cuba junto a un pelotero y después fui repatriada por las autoridades hacia Curazao, y ahí estuve hasta que pude salir rumbo a España”, recordó.

Desde 1968 vive en Miami y durante muchos años ayudó como profesora de Educación Física a muchos atletas jóvenes.

Por su brillante historia fue elegida al Salón de la Fama del Deporte cubano el 16 de marzo del 2003.

“Quisiera regresar a Cuba donde tengo a mi hija Ofelia, mi hermana Noemí que también fue campeona cubana de atletismo, nietos, nietas, sobrinos y a un pueblo que amo, pero la haré cuando mi patria sea libre”, asegura Bertha Díaz.

Bertha murió el pasado 20 de noviembre de 2019 ( 86 años) en el Hospital Baptist del suroeste de Miami tras una complicación por su larga enfermedad de artritis (…) “Decidimos no hacerlo oficial hasta decidir qué hacer con su cuerpo. Cumpliendo con su voluntad no habrá funeral, sus restos fueron cremados y sus cenizas esparcidas en las aguas de Cayo Hueso (Key West) en el punto más cercano a Cuba”.

Por. El nuevoheral. Marino Martinez .
Por Cubanet
Por. deportecineyotros.com
Leer artículo. https://angeltorres.wordpress.com/2009/01/15/bertha-diaz-fue-exaltada-al-salon-del-deporte-cubano-en-2003/