Famosa agrupación CUBANA familiar, hoy casi olvidada, que le dio la vuelta al M

2


Famosa agrupación CUBANA familiar, hoy casi olvidada, que le dio la vuelta al Mundo……

Por. Henry Puente.

Carlos Rufino, con su esposa y dos hijos conformaron el familiar conjunto musical cubano en 1954 que, con el tiempo, fueron llamados tal como se conoció “Los Rufinos”, sus grabaciones con más éxito fueron las de finales de 1950 y la década de los 60, sin restarle importancia a muchísimos temas posteriores.
Sobre está poco recordada agrupación musical conformada por padre, madre y ambos hijos,
sobre todo, cabe mencionar a su entrañable y jamás olvidada Delia, alias “La Capitana”, abuela y madre de los integrantes, quién fue precisamente la que bautizaría al notable conjunto como “Los Rufino”, poniendo de manifiesto su extraordinaria gracia y vena humoristica, de la cuál hizo gala toda la vida con una manera extraordinaria. Como no se encuentra casi ninguna mención sobre la existencia o vida artista de esté grupo cubano, hice uso de la memoria y de algunos datos que aisladamente encontré, podemos decir que está famosa agrupación, data de hace más de sesenta años atrás, compuesta por padre, esposa e hijos, formaron un cuarteto vocal fundado en La Habana por Carlos Rufino, quién nació en 1906 y falleció en 1973, Mercedes Villarte de Rufino, nacida en 1915 y fallecida en 1989, así como por sus hijos Carlos, nacido en 1933, también fallecido en años recientes, y Julie, quién vería luz en 1938 y murió en 1987, posteriormente llamándose el cuarteto “Los Rufinos”, cuya evocación me trae gratos recuerdos por las características tan especiales que utilizaron para las singulares interpretaciones de sus amenas canciones, de las que hicieron una verdadera carta de presentación en cada una de sus actuaciones por los diferentes escenarios de Hispanoamérica, disfrutando de una muy bien ganada fama y del reconocimiento de grandes personalidades, reconocidos por siempre encontrarse llenos con una alegria innata contagiosa y amena, lo que constituia una especie de adición a sus presentaciones, aunque cada uno ejercía una actividad o una carrera de forma individual, hicieron su debut como cuarteto en el programa “Casino de la Alegría”, de la televisión cubana, en 1954, alcanzando un éxito inmediato, con la originalidad de su propuesta musical, diferente a otros cuartetos de su tiempo, lo que les brindó la oportunidad de conquistar un público habido de cosas novedosas, alegres, amenas, en cuyos conciertos se disfrutaba de un rato placentero, hicieron majestuosas presentaciones en centros nocturnos, como en la famosa “Tropicana”, y otros de igual renombre, prestigio y fama, de igual forma, se presentaron en múltiples escenarios de América Latina, donde gozaban de una grandiosa aceptación,
además, eran muy queridos por su forma de ser, sonrientes, siempre llenos de un gran humor, con una actitud muy particular en su forma para ver la vida. Una vez fallecido Don Carlos Rufino y retirado del grupo Carlos Rufino hijo, doña Mercedes y Julie continuaron haciendo presentaciones pero con el nombre de “Las Rufino”.
El conjunto realizó exitosas giras por varios países de América y Europa, dónde dejaron recuerdos imborrables por sus gratas actuaciones, más tarde, se les añoró expresamente para buscar que cumplieran nuevas presentaciones, las que siempre eran esperadas con gran entusiasmo por el público que les brindaba su más resonante y clamorosa devoción, también grabaron varios discos con una gran aceptación dentro de los amantes de la música latina, cuya prueba fue el gran volumen de ventas que lograron. Por su parte, Mercedes grabó sola en 1940, Carlos y Mercedes grabaron como dúo a fines de ese mismo año, ambas actuaciones con aceptables éxitos.
Exiliada la familia desde muy al principio de los años 60, el lustroso cuarteto grabó en la década del 50 y en décadas posteriores fuera de Cuba, destacan las composiciones de Carlos “Tal vez te arrepientas”, “Mi amor es musical”, “Cha cha chá del futuro”, “Pobre gente”, y de Julie, “Y para qué”, “Rosa, Rosita”, “Para qué te cuento”, “Virgen de la Caridad” y “Lo que soy”. Sin excepción, todas sus interpretaciones llenaron épocas de grandes recuerdos y como le pusieron un agregado muy simpático a sus canciones, a la forma como las decían, a la alegría bonachona que despedían, lograron captar una gran variedad de publico, que aun les recuerda con gran amor y elocuente admiración.
De igual forma sobresalen los boleros y otros géneros musicales que grabaron como“Triana Morena”, uno de sus más aclamados temas, que por ser prácticamente su canción con la que más se dieron a conocer, es la que casi siempre encabezaba sus presentaciones y por la que eternamente serán recordados en la historia musical cubana….