Don Domingo Tejera y Delgado.

4

Don Domingo Tejera y Delgado.” Fábrica de Gofio La Lucha”.

Miembro de una destacada familia güimarera, nuestro biografiado emigró a Cuba, donde sobresalió como comerciante, siendo propietario de la “Fábrica de Gofio La Lucha” de La Habana y cajero de la “Nueva Fábrica de Hielo”. Además, desempeñó diversos cargos, pues fue consiliario (consejero o vocal) del “Centro Canario”, vicetesorero y contador de la “Sociedad Canaria de Beneficencia y Protección Agrícola”, contador de la Sociedad “Unión y Ahorro” de La Habana, representante de “Industrias Extranjeras”, vocal de la “Asociación de Depósitos del Centro Gallego” de La Habana, presidente de la sección de Protección Agrícola y vicepresidente general de la “Asociación Canaria de Cuba”, miembro del “Comité de Defensa de Tenerife” en la isla de Cuba y activista contra la división provincial, desarrollando intensas campañas desde la prensa.

Nació en el caserío de Aguerche, en los altos de El Escobonal (Güímar), el 13 de noviembre de 1855, siendo el menor de los hijos de don Vicente Tejera de Castro, natural de Santa Cruz de Tenerife y oriundo por su padre de Güímar, y doña Juana Delgado-Trinidad y Delgado-Trinidad, de ilustre familia güimarera. Tres días después fue bautizado en la iglesia parroquial matriz del Apóstol San Pedro de Güímar por el Doctor don Agustín Díaz Núñez, beneficiado propio de la misma; se la puso por nombre “Domingo Gavino Bernardo Diego” y actuó como madrina doña María Magdalena Rodríguez…

PROPIETARIO DE LA “FÁBRICA DE GOFIO LA LUCHA”
Por herencia, en 1899 poseía una gran finca en La Tirada de El Escobonal, entre el camino del Arrastradero y el Barranco de Herques, que colindaba con otra de su hermano don Luis Tejera Delgado y cerca de otra de su hermana doña Efigenia Tejera Delgado. Don Domingo Tejera también fue propietario del molino o “Fábrica de Gofio La Lucha” de La Habana, instalada en el barrio de El Cerro nº 745 (Apartado 661), que se anunciaba con un producto de “Clase Superior” y “Marca Registrada”, que “Se vende en
paquete de dos libras netas, «completas»”, añadiendo que:
Los profesores de la “Estación para la elección de Nodrizas” dicen en sus
boletines y certificados:
“Para el destete, cuando el niño empieza a tomar algo, debe dársele
preferentemente gofio La Lucha, el cual recomendamos por su esmerada fabricación, absolutamente puro y limpio. Este alimento contiene todos los elementos necesarios para
el crecimiento y buen desarrollo de los niños. Si lo toma la nodriza aumenta la cantidad de leche”. El molino estaba instalado junto al Hospital “Covadonga” y al Convento “La Preciosa”, cercano también a la fábrica de galletas “La Aurora”. Por entonces, nuestro biografiado vivía en la calle Santo Tomás nos. 4ª y 10.
El 16 de marzo de 1931 dicha fábrica fue vendida por sus herederos a Beis y Compañía, que tenía su sede en Desagüe y Plasencia (La Habana) y también era propietaria
de “La Favorita”, pues en esa fecha solicitó el registro de la misma, expidiéndosele el certificado de propiedad el 22 de septiembre de dicho año, aunque retrotrayendo sus efectos al 23 de agosto anterior. La nueva empresa propietaria la registró como “Gran Fábrica de Gofio
«La Lucha»”, con domicilio en la Lonja del Comercio (puesto núm. 66); y en su marca de fábrica se indicaba: “Productos que ampara: Gofio y demás harinas crudas. Variación del
diseño de la marca denominada «La Lucha», correspondiente al certificado de inscripció. Domingo Tejera Trinidad,fue comerciante cajero de la Gran Fábrica de Hielo de La Habana”.

Por: El Blog de Octavio Rodríguez Delgado.