¡ UNA INIGUALABLE DINASTIA DE INMENSOS ARTISTAS !.

2


¡ UNA INIGUALABLE DINASTIA DE INMENSOS ARTISTAS !…..

Por. Henry Puente.

Esta emblemática familia, desde mucho convertida en una auténtica leyenda histórica, quizás sea, la prole más significativa e importante de la escena cubana, un verdadero gremio de grandeza y triunfos, comenzada a formarse dos siglos atrás para el beneplácito de la cultura isleña.
Son muchos los exponentes con ese lustroso apellido que han ocupando un lugar cimero en los escenarios, comenzando por la gran diva Luisa Martínez Casado, quién adquiriría el nivel de una Sarah Bernhardt o Eleonora Duse, adorada sin límites en casi todo el mundo, la herencia continuará brillando por décadas, con nombres más que prestigiosos y famosos en la radio, el teatro, cabaret, cine y televisión, dónde actuaron, cantaron y bailaron, muestra de ello son: Mario Martínez-Casado Adams. Hijo de un matrimonio de artistas y escritores que dedicarían sus vidas a la cultura cubana, Manuel Martínez-Casado y Celia Adams. Su primer hermano, Luis Manuel Martínez-Casado nacido en República Dominicana (Santiago de los Caballeros) el 15 de diciembre de 1900.Triunfó como artista de teatro y la radio y falleció en Cuba el primero de enero de 1988.
Mario Martínez-Casado, actor de teatro, radio, cine y televisión ocupa un lugar cimero dentro de la historia del espectáculo en Cuba y otras partes del mundo, carismático e intérprete de distintos personajes llevaron a esta figura a su consagración, compartió escenario con grandes figuras de ese mundo de magia y fantasía como, María de los Ángeles Santana, Rosita Fornés, Gladys Puig, Diana Rosa Suárez, Raquel Revuelta, Gina Cabrera, Enrique Santisteban y muchas luminarias más.
Una dinastía de legendarios protagonistas es grato recordar reviviendo recuerdos y personajes.
La gran Luisa Martínez-Casado, considerada en su época la mejor actriz hispana, mimada hasta por reyes, quien fuera hermana de Manuel, padre de Mario. Otros Martínez-Casado de la talla de Juan José, actor de cine y teatro que desarrolló su carrera en México, Víctor, gran actor que se desempeñó en España y Argentina y sin olvidar a Marta y Margot, grandes actrices de teatro y radio.
La sobrina de Mario e hija de una de su hermana, Marta Martínez-Casado, Ana Margarita Martínez Casado, cantante-vedette muy exitosa, Carlos Piñeiro Martínez Casado, hijo de Celia, considerado por muchos uno de los mejores directores de la televisión cubana de todos los tiempos.
Como dato curioso vale la pena señalar que Luis Manuel, llegó a dominar el secreto del teatro y se convirtió en un gran maestro, estudió en la Universidad de la Habana la carrera diplomática, pero se decide por ejercer la contabilidad dentro del giro bancario en La habana, pero no descansa en su verdadera vocación y emprende sus primeras incursiones literarias con poesías y conferencias que se editan en Cuba y España, más tarde, Comenzaría en la radio desde Camagüey, se casa con Margarita Torralbas, cienfueguera, quien se convierte en actriz y junto a Luis Manuel desarrolla talento dentro del teatro bajo el nombre de Margot Torralbas, que con el tiempo se convertiría en una gran actriz radial, posteriormente, en la ciudad de Cienfuegos, Luis Manuel trabaja para varias emisoras de radio, CMHJ y la CMHX como programador y director, crea el “Teatro del Arte” donde contribuye a nuevos valores jóvenes de aficionados.
En 1936 tanto Luis Manuel como Margot se establecen en La Habana, ahí es llamado por la emisora “El Progreso Cubano”, donde dirige un programa de novelas junto a su hermana y primerísima actriz, Marta Martínez-Casado haciendo pareja con el novel Eduardo Egea (fallecido en Cuba en 1964). Los éxitos se suceden y el escritor Félix B. Caignet lo lleva al aire con la tercera edición de un programa estelar en esos momentos, ” Las Aventuras de Chang-Li-Po”, en 1938 hasta el 1941 que se transmitía por la COCO. En 1940 comenzó en la RHC-Cadena Azul de Amado Trinidad Velazco, como escritor, director, actor y asesor de variados espectáculos, y en esa emisora logra éxitos y triunfos por su gran maestría dirigiendo programas como “Tamakún”, “El Vengador Errante” protagonizado por Jesús Alvariño y “Manuel García, el Rey de los Campos de Cuba, protagonizado por su hermano, Mario Martínez-Casado, llega “La Novela del Aire” escrita por Caridad Bravo Adams y la actuación de la pareja romántica más aclamada de todos los tiempos, María Valero (tristemente fallecida en un accidente automovilístico) y el galán, Ernesto Galindo. En 1945 cuando María Valero pasa a la CMQ, la sustituye otra gran actriz, Marta Martínez-Casado.
Luis Manuel no abandonó Cuba y dirigió “El Gran Teatro del Domingo” mostrando grandes obras internacionales, “Memorias de un Viejo Actor” y “Biblioteca Popular” fueron sus últimas direcciones, aún estando jubilado continuó ofreciendo charlas, conferencias y experiencias a nuevos artistas dentro de la radio cubana.
Resulta Indudable que está familia de los Martínez-Casado son una gloria de la cultura, el arte, teatro, radio, cine y televisión cubana, un ejemplo de conocimientos y actuaciones.
Creo que cualquier otra familia de actores nunca será comparable al trabajo de esté gran clan de artistas cubanos.
Honor y gloria por siempre para los ¡ MARTÍNEZ-CASADO !