Continuando un poco con esa ventanita a mi vida – Rosa María Andrade

4
Continuando un poco con esa ventanita a mi vida….
Quiero contarles como, cuándo, y porque me inicié en las letras.
Así entenderán, y sabrán el porque de mi gran amor a Cuba.
Cuando yo tenía 10 años, quiso Dios que sucediera algo maravilloso en mi vida, que me abrió las puertas al mundo de la poesía y naciera en mi corazón amor por su patria.
Un día caminando de la escuela a mi casa, pude ver en una esquina un contenedor de basura, y al lado de éste, en el piso…una torre de libros que alguien desechó. Me acerqué como toda niña curiosa y escogí de entre todos el que más llamó mi atención.
Era un libro antigüo que inmediatamente llevé conmigo a casa, y ahí… comencé a leer.
Ese libro despertó en mi algo que agradezco infinitamente.
Era el libro de una poetisa cubana llamada Gertrudis Gómez Avellaneda. Una maravillosa y elegante manera de deshojar las letras que en ese entonces no mucho lograba entender el significado de algunas. Pero yo volaba en aras de la imaginación con ese versar hermoso y que me parecía elegante y exquisito, que me hacía vivir todo lo que ahí decía.
Y cada tarde recostada en una loma bonita era mi lectura de magia. Fue así como un día me dije..
___!cuando yo sea grande quiero hacer esto!__
Quiero hacer soñar con mis letras a todo el que me lea. Esa poetisa Cubana me hizo voltear los ojos a su bella patria, al querer yo conocer todo de ella.
Y fue así como pude conocer de Cuba, cuando siendo yo más grande empecé a leer sobre el país. Y me encontré con el corazón sufrido y lastimado de un pueblo que para mí es grandioso.
Una pueblo que se ha ganado mi admiración y respeto por su valentía y fortaleza. Un pueblo que a pesar de los pesares conserva su sonrisa y su humildad que me encanta. Un pueblo que me ha Sido ejemplo y lección de vida.
Fue así como me tomé el atrevimiento de sentirme Mexicubana.
Siempre escribí poesía al amor y al desamor, y a todo lo que mis ojos ven. Hasta hace poco tiempo que ví surgir un movimiento esperanzador de lucha en cuba quise dar mi apoyo aunque sea por estos medios, y aunque se que son solo letras que mucho no pueden hacer.
Y empezé a escribir con toda la sinceridad que puedo y soy capaz queriendo ser consuelo apoyo, y aliciente.
Fui como encaminada por esa poetisa Cubana que me mostró la belleza de la poesía.
Y que también a su vez me mostró Cuba.
Antes nunca leí a ningún poeta famoso.
Cuando me decían…¿Conoces las obras de Neruda, Benedetti, o Rubén Darío? Yo debía decir !no!
Solo he leído a Gertrudis Gómez Avellaneda.
¿Pero como no conoces a los grandes? ¿Cómo entonces escribes?
Por supuesto que ahora se quién son ellos.
Pero recién los leí. Fue una Cubana la que me mostró el mundo de la azul poesía!
Y bueno…. mañana seguiré contando a uds un poco más de quién soy yo.
Me siento en casa, me siento en familia..
.como si está fuera nuestra sala de estar y conversar.
Abrazotes grandotes para uds y muchas muchas gracias!