Todo

**El Tarzán de Cuba** En la década de 1940 alcanzó celebridad Ángel de la Torre

**El Tarzán de Cuba**

En la década de 1940 alcanzó celebridad Ángel de la Torre al internarse en el Bosque Almendares para vivir al aire libre y de forma completamente natural. Entre sus aventuras figuran lanzarse de clavado en el rio desde el puente de la calle 23; tomar una canoa y remar río abajo, bordear el litoral habanero y desembarcar frente al castillo de La Punta escasamente vestido con un taparrabos.

Tras estas aventuras la prensa comenzó a reseñar sus hazañas y creció la leyenda del Tarzán cubano.

Ángel de la Torre llegó a realizar lo que nadie se había atrevido a hacer antes: remar solo en una canoa desde la desembocadura del Almendares hasta Varadero. Le pronosticaron que en el tronco en que viajaba no lograría vencer los rompientes de Jaruco ni la punta de Seboruco y, mucho menos, lograría traspasar la imponente boca de la bahía de Matanzas; incluso, pronosticaron que el cansancio físico lo rendiría y arrastrado por la corriente iría a dar contra el diente de perro o, peor aún, desaparecería mar afuera y nunca más se sabría de él.

En julio de 1946 en medio de una gran expectación logró llegar hasta Varadero donde fue recibido con entusiasmo. Su llegada al balneario coincidió con las regatas nacionales para remos, las que presenció como invitado de honor; recibiendo, además, de los deportistas participantes la más cerrada ovación en reconocimiento a su hazaña: había conseguido convertirse en el primer cubano que remó 90 millas, distinción que el Habana Yacht Club premió con una medalla de oro en nombre de la Federación Náutica de Cuba.

#HabanaRepublicana

#NuevoVedado

#Vedado


Related Articles

Back to top button