YARINI DE CHULO A SANTO MILAGROSO! Yarini, “el nuevo santo milagroso” en el Ceme

1

YARINI DE CHULO A SANTO MILAGROSO!
Yarini, “el nuevo santo milagroso” en el Cementerio de Colón. Quien lo diría, pero un personaje como Alberto Yarini, que representa dentro de la cultura cubana algo que muchos intentarían borrar como fenómeno de la faz de la tierra, se ha convertido al parecer, en un nuevo “santo milagroso”

Y digo que “representa dentro de la cultura cubana” algo evidentemente negativo, porque si algo nunca fue Yarini en vida, fue eso: UN SANTO

Fue mujeriego, jugador, bebedor, chulo, machista, vivía del sudor de las mujeres,…eso sí, era valiente, culto y refinado. Lo primero (ser valiente) lo llevó entonces por unos rumbos para nada placenteros y benévolos: era bronquero, y dicen que odiaba a los extranjeros. Entonces ¿era xenófobo?

A pesar de todo eso, y según una nota aparecida en el portal de noticias Cubanet, Yarini, se ha convertido en el chulo adorado del cementerio de Colón.

Su tumba ubicada en Calle Quinta y Avenida Obispo Fray Jacinto, está siempre llena de flores y mensajes de agradecimiento.

Un asunto resulta espeluznante en la nota, y es que según dos testimoniantes, el Santo (Yarini) les ha concedido sus milagros y las “ha sacado” de la mala vida.

Una de ellas, Rosaura dice que “Venimos a esta tumba, (…) y cumplimos con él; porque cada vez que le pedimos algo, él siempre cumple. ¡Remedio santo! Él concede más milagros que la propia Milagrosa. Si alguna no logra tener crío, entonces él a la vuelta de un tiempito resuelve gustoso el problema. Si queremos que una cosa tome por el camino que nos conviene, sólo él logra hacerlo. Y si estás con la soga al cuello, él la corta”. Maria tras varios años trasnochando con turistas, se dio cuenta que necesitaba algo más que el dinero diario y fue entonces que, siguiendo el consejo de una amiga, decidió venir al sepulcro de Yarini y le trajo una ofrenda floral.

La muchacha le pidió, con mucha fe, que en su camino pudiera encontrar un extranjero que la sacara del país. Su ruego, contó, le funcionó a las mil maravillas, ya que poco después conoció a un italiano del que quedó embarazada, y partió rumbo a Roma

Si alguna vida nunca estuvo llena de misterios, y si alguna “leyenda” se ha estudiado y documentado hasta la saciedad, ha sido la de este hombre, y su vida, ya lo decíamos, no fue un campo de flores: .Cómo se ha convertido “en santo” o quién dijo que “resolvía”, parece ser otra arista más que suponemos, algún día alguien investigará.

Por lo pronto queda “rezar” a otro, y esperar que con el transcurso del tiempo, su venerada imagen sea más conocida, y a nadie, ni en cien ni en doscientos años, le de por beatificarlo

Fuente: https://www.cibercuba.com/noticias/2016-06-22-u146802-yarini-el-nuevo-santo-milagroso-en-el-cementerio-de-colon