9 de abril de 1935.

21

9 de abril de 1935. Es inaugurado este pequeño obelisco ubicado en 5ta y Paseo, consagrado a la memoria del sargento Miguel Ángel Hernández. Ese día hiso uso de la palabra El jefe del ejército coronel Fulgencio Batista. Habría que recordar que dos años antes un 9 de abril, pero de 1933, había caído en ese mismo lugar, abatido por las balas, el sargento de ingeniero Miguel Ángel Hernández y Rodríguez. A consecuencia de las heridas recibidas cuando trataba de recobrar la libertad fue asistido en la clínica “La Inmaculada” que estaba ubicada en la esquina de calzada y A
En dicha clínica fue arrestado por la policía machadista y conducido al Hospital Militar donde sin haber curado de sus heridas, fue trasladado al castillo de Atares, lugar donde conducían a los infortunados oposicionista del régimen y ahí, les aplicaron una serie de torturas que arrancaba horrorosos gritos de dolor. Después, moribundo, fue arrastrado hacia las faldas de Atarés donde el mismo Capitán Manuel Crespo, en unión de algunos soldados asesinos, le destrozaba el cráneo con una barra de hierro. El cadáver fue arrojado a una fosa abierta cerca de la caballeriza. Sus restos fueron hallados el 18 de agosto de 1933 y enterrados en los corrales del castillo.
Este monumento sobre una base de mármol blanco, se empina una columna trunca, una Columna que no llego a terminar, en recordación del joven militar que murió a muy temprana edad, paladín en la lucha combatiendo la dictadura de Gerardo Machado y mártir por un ideal.
Si se fijan en las fotos verán que para 1935 se había construido el parque y los jardines que lo rodean. Incluso ese parque no tenia los parqueos que se le agrego después.