Uno de los secretos mejor guardados de la dictadura cubana era la vida de lujo o

34

Uno de los secretos mejor guardados de la dictadura cubana era la vida de lujo oculta de Fidel Castro . Para disfrutar de placeres negados a la mayoría de los cubanos, que chocan con la ideología que propugna desde hace más de medio siglo, el expresidente posee una paradisíaca isla privada, más de veinte mansiones, una marina con yates, cuentas bancarias cifradas, una mina de oro, criadas, cocineros uniformados y hasta una fábrica de quesos para su uso personal. Todo esto lo acaba de revelo su exguardaespaldas Juan Reinaldo Sánchez en un libro que el próximo otoño se publicó en España y otros países iberoamericanos, donde ofrece un inédito testimonio del círculo más estrecho de Castro.

El ex teniente coronel del Ministerio del Interior (Minint) asegura en una entrevista con ABC que «uno de los mayores secretos de la dictadura cubana fue la vida privada oculta que Fidel siempre ha mantuvo como un secreto de Estado, mientras exportaba al mundo la imagen de un sacrificado revolucionario que nunca se tomaba vacaciones, cuando en realidad vivía como un capitalista con todos los placeres de un monarca del siglo XVI y manejaba Cuba como si fuera un señor feudal».