El repartidor de cantinas en cuba. Hola amig@ssaludos aquí les regalo la M

19

El repartidor de cantinas en cuba.
Hola amig@s😉saludos 🙋‍♂️aquí les regalo la Maravillosa😍 historia de:👇

🥗🥘🍜 La Cantina🍜🥘🥗
En nuestra Maravillosa🤩 Cuba🇨🇺 de otros tiempos 😍

Sabían que al parecer🤔Repartir cantinas🍵en Cuba🇨🇺 no era un mal comienzo…👌
La existencia de las cantinas generó trabajo a muchos que realizando la labor de repartidores, de cantineros, resolvieron sus problemas económicos y los de su familia. Baste citar solo algunos, tan conocidos, como nuestros gran Benny Moré😳 , Lázaro Ros😳 y César Rodríguez😳 quien fuera fundador y presidente de El Corte Inglés,😮😲💪 la mayor firma comercial en la historia de España, llegó a Cuba con 14 años, en 1896, destino a La Habana. Cuando arribó a la ciudad se alojó en una pensión a cambio de limpiar y barrer. Al siguiente ya había “prosperado” porque consiguió un empleo como repartidor de comida de una cantina del barrio de La Habana Vieja.

A la izquierda vemos una super interesante foto de 1898 (by F. Tennyson Neely )la q demuestra que al parecer, ya era algo habitual y muy solicitado a finales del siglo XIX el servicio del repartidor de cantina 🍵

Los diccionarios nos dan varias definiciones relacionadas con el término “cantina” a la que me refiero, pues sabemos que también se utiliza para nombrar a las tabernas y otros establecimientos donde se expenden bebidas alcohólicas🍸🍷🍹

En cuanto a las definiciones de nuestra cantina, la de esta publicación, encontramos:

1. f. Caja de madera, metal o corcho, cubierta de cuero y dividida en varios compartimentos, para llevar las provisiones de boca.

2. f. Col. Recipiente de forma cilíndrica con boca de diámetro igual o menor que el del cuerpo y provisto de tapa, que se utiliza para guardar y transportar leche.

3. f. pl. Estuche doble con fiambreras y divisiones a propósito para llevar en los viajes las provisiones diarias.

Con variaciones en cuanto a la forma, todas coinciden que es un recipiente para guardar y trasladar alimentos. Otras definiciones se acercan aún más a la nuestra :

4. f. Vasija metálica de forma cilíndrica, provista de tapa y agarraderas, que se utiliza para guardar y transportar leche recién ordeñada.

5. f. Recipiente de plástico o metal que se cierra herméticamente y sirve para conservar o transportar alimentos, en especial comida cocinada.

El uso de servicio de cantina en nuestro país fue tan común en la década de los años 50, que la Orquesta Aragón hizo muy popular un chachachá con el título “La Cantina” que decía:
🎵🎶…ya llegó la cantina/, ya llegó la cantina
a que tú no me adivinas lo que viene arriba
a que tú no me adivinas lo que viene abajo
a que tú no me adivinas dónde está el tasajo
Ya llegó la cantina🎵🎶

Este utensilio estuvo indisolublemente vinculado a las fondas, pues eran muchos los sitios de este tipo que llevaban la comida a domicilio según los pedidos y al gusto de los clientes, transportando los alimentos en recipientes de aluminio, cuya cantidad dependía de los diversos tipos de comida que se pidieran, para evitar que se mezclaran entre sí.
Ponían los recipientes uno encima del otro, disponiendo de una pieza que los unía y permitía cerrarlos herméticamente y además servía para portarlos sin derramar su contenido. Era común que la comida que se ofertara fuera típica cubana: Carne, arroz, yuca, plátanos maduros fritos y frijoles negros.
Jorge Mañach en su ensayo de 1926 “Las estampas de San Cristóbal” escribe: “Pasaban los peninsulares de las fondas con sus cantinas de vasijas superpuestas: la comida de la digna pobreza.” Nos imaginamos que esto fuera la solución de alimento para muchos que llegaban solos y solteros en busca de mejoría económica.