OTORGADO A LA CUBANA: junto a los españoles: y Por.

2


OTORGADO A LA CUBANA:

junto a los españoles:


y

Por. Henry Puente.

Por no actuación de Julio Iglesias y Carlos Vives en Miami El público y los periodistas quedaron inconformes con la ceremonia de entrega del Premio Aplauso 92 porque no cantaron ni Julio Iglesias ni Carlos Vives, figuras invitadas al evento. Lo que más me gustó fue la actuación de Julio Iglesias, que no cantó , dijo una señora cubana airada mientras salía del Centro de Convenciones James L. Knight, cuyas 5.000 butacas estuvieron ocupadas. La boleta de entrada tuvo un costo de 42 dólares por persona. Estas declaraciones reflejan el sentimiento reinante en el teatro debido principalmente a que Iglesias y Vives sólo hicieron acto de presencia para recibir los galardones correspondientes al mejor álbum y artista del año para el ídolo español y álbum folclórico, respectivamente. La señora Betty Pino, principal figura de la radio FM-92 que organizó los premios, invitó a Iglesias a que cantara uno de los tangos que está preparando para su próximo álbum, pero el artista madrileño se limitó a sonreír y abandonó el escenario sin dar ninguna excusa. Por supuesto, tampoco hizo su paso por la sala de prensa, donde lo esperaban reporteros locales e internacionales, lo que sí cumplió Vives, aunque fue acosado por sus admiradoras que querían retratarse con él. Asimismo, otros grandiosos artistas como la cubana Luisa María Güell, junto a los españoles Raphael, Diango y José Vélez, también recibieron el premio.

Pero sin duda, el momento más espectacular de la noche, ocurrió durante la actuación de la cantante cubana Luisa María Güell, un auténtico show mediático que se realizaba en vivo, así lo describieron en aquel entonces las más importantes cadenas de radio y televisión, cuando un fiel admirador y amigo de la famosa artista, nombrado Domingo Fiallo, sin que la seguridad pudiese controlar la situación, subió al escenario con un bello ramo de flores, levantando a la artista por los aires, lo que provocó el estruendoso aplauso de los cinco mil espectadores que se encontraban presente, en el James Knight Convention center de la ciudad de Miami, inmediatamente, la famosa intérprete cubana, colocó su mano en el brazo de su fiel fanático para salir del escenario, pasando frente a los modelos contratados para el evento, ambos envueltos en una gran sonrisa mientras caminaban, y el mencionado Domingo levantaba su otro brazo para despedirse del público, algo que provocó un delirio en aplausos aún más atronadores que los anteriores, más tarde, se les vería en la fiesta-cena por la celebración del galardón.

Vale considerar, que los premios Aplauso, devienen como uno de los más prestigiosos dentro de la industria del entretenimiento en sus muchos años de historia, cuya gestión operaciones y logros creativos, han inspirado a la industria a través del liderazgo, la originalidad y el desarrollo de las artes, sobre todo, con su transcurrir, se ha conseguido homenajear a los artistas de habla hispana, justo reconocimiento a su colosal labor en todo el Mundo….