Home NostalgiaCuba "Pasión por Cuba y las Matemáticas".

"Pasión por Cuba y las Matemáticas".

"Pasión por Cuba y las Matemáticas".
La historia de Aurelio Baldor
Como el Doctor Mario O Gonzáles Aurelio Baldor fue un grande en la pedagogía y enseñaza de las Matemáticas, pero además un cubano que sufrió como nadie los rigores de un exilio forzado e injusto.
Baldor nació en la Habana en Octubre de 1906 y desde pequeño se aficionò por esta disciplina.
Se graduó en Matemáticas y Abogacía en la Universidad de La Habana y en 1941 publicó su libro más notorio "Álgebra de Baldor", el texto de Matemáticas más difundido en el habla hispana.
Pocos saben que los derechos de autor del libro fueron cedidos por Aurelio a la Editorial Cultural Cubana. Este texto se ha reeditado 6 veces desde 1941 hasta 2017. La caratula original del libro a colores tiene la imagen del matemático árabe Al-Juarismi, precursor de las Matemáticas modernas.

El triunfo de la revolución de Fidel Castro encuentra a Baldor dirigiendo su propio colegio, cito en la calle 13 y Línea en el Vedado.
En los primeros meses de la llegada al poder, Fidel se apareció en la escuela para darle las gracias por su aporte a la enseñaza, pero luego expropió el colegio y lo mandó a detener unos días después.
La orden sería ejecutada por Raúl Castro, pero Camilo Cienfuegos,alumno y admirador del profesor intervino he impidió el aresto.
Con la desaparición de Camilo , Baldor entendió que debía partir, reunió a su familia les explicó lo que ocurría y la necesidad de marchar de Cuba, a la que jamás volvió.
Salió de la isla en 1960, vía México para luego establecerse en New York. Pasado el tiempo y con los sinsabores del exilio forzado, el profesor logró consagrarse en Saint Peter’s University en New Jersey y ocupó el puesto de jefe de cátedra de Matemáticas en la Steven’s Academy de Hoboken, New Jersey.
A su jubilación Baldor se radicó con su esposa e hijos en Miami, donde murió el 2 de abril de 1978 a causa de un en
efisema pulmonar.

Nunca olvidó a Cuba ni a las lecturas Martianas que tanto gustaba.

Most Popular

<< Las tertulias literarias en Cuba en el siglo XIX >> En esa época

<< Las tertulias literarias en Cuba en el siglo XIX >> En esa época lenta y sosegada del siglo XIX, nuestros poetas, literatos y...

APRENDIENDO A BEBER DE LA SABIDURÍA INAGOTABLE DEL APÓSTOL.

APRENDIENDO A BEBER DE LA SABIDURÍA INAGOTABLE DEL APÓSTOL.

El Trotcha, como la mayoría de los capitalinos le llamaban estaba emplazado en l

El Trotcha, como la mayoría de los capitalinos le llamaban estaba emplazado en la intersección de las calles Calzada y 2, en El Vedado....