HomeTodoHola amigos y buenos días!!!, Hoy buscando me surgió la idea de...

Hola amigos y buenos días!!!, Hoy buscando me surgió la idea de traerles algo ac

Hola amigos y buenos días!!!🌅, Hoy buscando me surgió la idea de traerles algo acerca de los edificios más altos de la Habana. Pero sabrán al vuelo que es el focsa, el Habana HILTON o la plaza cívica, pero:
a lo largo de la historia hubo siempre una edificación que, aunque hoy nos parezca ridícula por la escasa escala conseguida, fue la más alta de su tiempo.
La torre de la Basílica Menor de San Francisco de Asís, con algo más de 44 metros, fue la mayor altura que se consiguió durante la colonia, no solo en La Habana, sino en toda la Isla.
Ya en la República, uno de nuestros primeros rascacielos lo fue, en la década inicial del siglo XX, la Lonja del Comercio. Causó sensación y escándalo con sus cinco pisos de entonces y sus elevadores, aunque el ascensor era ya un invento conocido en La Habana desde los finales de la centuria anterior.
Años después, el edificio Carrera Jústiz, en San Lázaro y Manrique, alcanzaba asimismo categoría de rascacielos.
Tenía ocho pisos, pero no había en la ciudad nada que se le semejara en altura.
Por cierto, fue en esa esquina en la que, en una madrugada del mes de junio de 1930, le pusieron la primera bomba al dictador Gerardo Machado. Con esta comenzó una nueva etapa en la lucha contra su régimen.Fue en 1779 cuando se construyeron en la ciudad las primeras edificaciones de dos plantas.
En el siglo XIX empiezan a ser frecuentes los edificios de tres plantas, y ya hay algunos con apartamentos para alquilar, modalidad esta que se generalizará después de 1917.
El 28 de diciembre de 1928 el presidente Gerardo Machado abría con una llave de oro la puerta principal del hotel Presidente, en la calle G del Vedado.
Era entonces, con sus diez pisos, uno de los edificios más altos de La Habana.
Hace rato que no lo es y aquella llavecita se perdió para siempre. Pero el hotel Presidente, con categoría de Cuatro Estrellas, sigue siendo perfectamente distinguible e identificable en el entramado urbano y, 82 años después de su apertura, regala a cada uno de sus huéspedes una llave de oro simbólica para que se adentre en la ciudad.
Ocupan sus lugares en este registro la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, en la calzada de Reina, con 81 metros de altura total, y el edificio de la Gran Logia Masónica, en Carlos III y Belascoaín.
La cúpula del Capitolio es, por su diámetro y altura, la sexta del mundo.
Nada amigos, datos que nos brindaba nuestra Habana!!!


Most Popular