Todo

Hola amigos saludos aqu铆 les regalo esta Maravillosa publicaci贸n sobre la hermos

Hola amigos saludos 馃檵鈥嶁檪锔aqu铆 les regalo esta Maravillosa馃槏 publicaci贸n馃憣 sobre la hermosisisima historia de amor de:

Catalina Lasa y juan Pedro Baro

Juan Pedro Baro fue el due帽o del central Conchita en matanzas y otro en la Habana .fueron epicentro de un esc谩ndalo de sociedad en la Habana pues ella era casada, la ley de divorcio no exist铆a, salieron del pa铆s y se dirigieron al Vaticano donde el papa anul贸 el matrimonio de ella y ambos pudieron casarse; Juan Pedro le construy贸 una mansion que a煤n hoy existe en la Habana , sobre ellos se tejio una historia de amor digna de una magn铆fica novela .Catalina obtuvo premios de belleza en 1904 y se cuenta q en una vez ambos entraron al teatro de la Habana y todos los espectadores se marcharon producto del esc谩ndalo de sociedad , Juan y Catalina quedaron solos , los artistas terminaron la funci贸n para ellos y ella al final se quit贸 todas las valiosisimas prendas y joyas q tenia y las lanz贸 al escenario.Al morir Catalina ,Don Pedro Baro le construy贸 una de las tumbas o capillas m谩s bellas del cementerio de Col贸n con dos palmas en su entrada , palmas q el propio Baro dijo ser谩n las m谩s altas y as铆 mismo fue, se dice q los cristales son R. Lalike. Y que junto con los vitrales y varios tipos de m谩rmol usados en su construcci贸n fueron tra铆dos de Francia .
Se comenta que Catalina Lasa y Juan de Pedro y Bar贸 le regalaron unos espectaculares aretes de brillantes a la primera dama de la Rep煤blica debido a la amistad que los unia al matrimonio presidencial y por el apoyo que siempre le brindaron .

El apoyo del matrimonio presidencial Menocal-Seva fue decisivo para la reinserci贸n de los Bar贸-Lasa en la alta sociedad cubana, que los hab铆a repudiado por la anulaci贸n (que no divorcio) del matrimonio de Catalina con Pedrito Est茅vez Abreu, hijo de la poderosa patricia villaclare帽a Marta Abreu y de Luis Est茅vez, vicepresidente de la Rep煤blica bajo el mandato de Estrada Palma. Lo que se ha dado en llamar 鈥渆l esc谩ndalo鈥 no se debi贸 a que Catalina se casara despu茅s con Bar贸, sino a que su relaci贸n amorosa con 茅l hab铆a comenzado antes de que terminara su matrimonio con Pedrito, padre de sus tres hijos, por lo que se trat贸 de un adulterio, hecho p煤blico en venganza por la familia Abreu y severamente anatematizado por las costumbres de la 茅poca. As铆 que Menocal y su esposa, Mariana Seva, al cambiar las leyes sobre el divorcio en Cuba e invitar a los Bar贸-Lasa a un almuerzo en el Palacio Presidencial, dieron a esta pareja un espaldarazo que ni cien pendientes de diamantes hubieran podido compensar, pues ese apoyo fue lo que permiti贸 a los Bar贸-Lasa regresar a Cuba y volver a ocupar su puesto en la clase social a la que pertenec铆an, lo que, por supuesto, favorec铆a los negocios de Bar贸 y la vida social de los esposos. 驴Qui茅n iba a negarse a socializar con una pareja que almuerza en privado con el Presidente de la Rep煤blica? Mar铆a Luisa, condesa de Revilla de Camargo y algunos pocos, pero el resto de la alta sociedad entendi贸 el mensaje.

Hay muchas versiones de qu茅 regalaban los Bar贸-Lasa y no solo a Mariana Seva. En la famosa 鈥攜 suntuosa鈥 fiesta que ofreci贸 Bar贸 para inaugurar el palacete que hab铆a hecho construir para Catalina en la calle Paseo, si dice que para atraer a los invitados coloc贸 en los asientos de la mesa del banquete:

1-pinturas de Menocal馃槻
2-joyas de Lalique馃槼
3-otros presentes

Catalina Lasa fue una de las mujeres de La Habana que en la primera d茅cada del siglo XX, destacaba por su belleza en los salones de la alta sociedad, conocida por 鈥淟a Maga halagadora鈥, quien, incluso gan贸 concursos de belleza y era admirada por sus grandes ojos azules y piel de n谩car.
En Cuba todav铆a la gente se pregunta, por ejemplo, de qu茅 muri贸 Catalina Lasa, cuya partida de defunci贸n habla de un fallecimiento por ciguatera, pero siempre corrieron paralelos rumores de envenenamiento, de una enfermedad consuntiva que destruy贸 su rostro, y hasta de asesinato pasional por parte de un envejecido Bar贸 que ya no podr铆a contentarla.
Naci贸 en la ciudad de Matanzas y se cas贸 en 1898 en Tampa, Estados Unidos, con Luis Est茅vez Abreu, hijo de Luis Est茅vez Romero, primer vicepresidente de la Rep煤blica de Cuba, y de la patriota Marta Abreu. Al finalizar la Guerra de Independencia se establecen en La Habana, aunque realizaban numerosos viajes a Par铆s, donde tambi茅n ten铆an residencia. Catalina fue ganadora de concursos de belleza en La Habana en los a帽os 1902 y 1904
En una fiesta a que asistiera el matrimonio, Catalina conoci贸 al rico hacendado criollo Juan Pedro Bar贸, quien qued贸 prendado ante los ojos azules y la escultural belleza del cuerpo de Catalina. Surgi贸 entre ellos una pasi贸n s煤bita, sin l铆mites, y comenzaron los encuentros a escondidas entre Catalina y Juan Pedro.
De un inicial car谩cter reservado, trascendieron en comentarios de la alta sociedad. Como a煤n no hab铆a sido aprobada en Cuba la Ley del Divorcio, Catalina Lasa se atrevi贸 a pedir a su esposo la separaci贸n, pero este no quiso aceptar.
Fue entonces que ella determin贸 irse a vivir junto con Bar贸, decisi贸n que, si bien signific贸 una realizaci贸n sentimental, tambi茅n trajo momentos muy desagradables a la pareja.
A causa de los prejuicios de la 茅poca y presionado por miembros de su familia, Luis Est茅vez Abreu mand贸 a abrir un expediente judicial contra Catalina, y se dict贸 una orden de captura por bigamia. De inmediato, ella y Bar贸 salieron secretamente de Cuba, aunque ser铆an perseguidos en territorios de otros pa铆ses. Huyeron a Par铆s.
Despu茅s, disfrazados y por rutas diferentes, arribaron a Italia, el reencuentro tuvo lugar en Marsella, donde disfrutar铆an de la belleza de este centro urbano, y, finalmente marcharon juntos a Italia. Su objetivo al llegar a Roma era ser recibidos por el Papa , este los recibi贸 y escuch贸 la historia . La m谩xima autoridad de la Iglesia Cat贸lica los bendijo y anul贸 el matrimonio religioso de Catalina Lasa y Est茅vez Abreu.
El presidente cubano Mario Garc铆a Menocal aprob贸 en 1917 la Ley de Divorcio en la isla caribe帽a. Ese mismo a帽o se registr贸 la separaci贸n de Catalina de su primer esposo.
Regresaron a La Habana en 1917, donde volvieron a ser admitidos en los salones de la alta sociedad. Bar贸 no sab铆a qu茅 hacer para hacer feliz a su esposa. Hizo edificar, casi a lo largo de una d茅cada, un palacete en la Avenida Paseo, de la barriada de el Vedado, el cual se inaugur贸 en 1926.
La cr贸nica social en el Diario de la Marina apunta que fueron de la m谩s fina y moderna cristaler铆a, al estilo Art-Noveau, en los cuales fue aplicada la novedosa la t茅cnica del claro de luna, con la cual se logra un cristal con una transparencia lechosa.
Hasta el Presidente de la Rep煤blica asisti贸; con anterioridad, ya la pareja le ha ofrecido una cena en su honor, tras la promulgaci贸n de la Ley de Divorcio y la absoluci贸n del antiguo matrimonio.
Aquella pareja nacida del m谩s puro y ardoroso amor estuvo maldecida desde que se ventil贸 a la luz p煤blica. Cuentan que fue objeto de los m谩s extra帽os maleficios y pr谩cticas oscurantistas.
Un exquisito obsequio que incluso, le hizo Juan Pedro a Catalina: Sembr贸 en los jardines de la casa una rosa 煤nica, llamada Catalina Laza, lograda de un injerto realizado por floricultores del jard铆n El F茅nix.

Existieron muchas especulaciones sobre la causa de su fallecimiento: El certificado de su muerte, archivado en el cementerio de Col贸n, relata una intoxicaci贸n por ingesta de pescado. Otros hablan de un fallo del coraz贸n; mientras hay quienes creen en la posibilidad de una neumon铆a o c谩ncer de pecho.
Su cad谩ver, sometido a un proceso de embalsamamiento, fue trasladado a Cuba y lo colocaron en una b贸veda provisional en la Necr贸polis de Col贸n, mientras se levantaba el pante贸n que albergar铆a para siempre sus restos mortales, el pante贸n cost贸 medio mill贸n de pesos.
En 茅l se depositaron en 1932 con un ramo de las rosas que llevan su nombre, pero hecho de piedras preciosas. Diez a帽os despu茅s de enviudar, Pedro Bar贸 muri贸 en la Habana. Las tumbas de 茅l y Catalina fueron clausuradas con losas de hormig贸n fundidas in situ para evitar que alguien las profanase. Y, seg煤n se cuenta, se hizo enterrar de pie para velar el eterno sue帽o de la mujer que tanto amara.

En fin Una hermosa historia de amor digna del mejor de los guiones para ser llevada a la pantalla grande lo cual seria a mi entender teniendo en cuenta lo atractivo , interesante ,misterioso ,con su toque de intriga ,amor y pasi贸n del tema ufff 馃憣 considero q seria sin temor a dudas 馃憠un exito rotundo .





Related Articles

Back to top button