La veneración de la Virgen de La Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, tuvo su o

5

La veneración de la Virgen de La Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, tuvo su origen en el Santuario del Cobre en Santiago de Cuba, donde se adora la imagen encontrada en la bahía de Nipe a inicios del siglo XVII según cuenta la tradición. El culto tomó fuerza y se hizo necesaria la construcción de una iglesia en la capital, donde fuera igualmente adorada cada 8 de septiembre, día de su celebración.

El templo ubicado en la calle Manrique entre Salud y Dragones comenzó a construirse en 1802, uniéndose las primitivas Ermitas del Santo Cristo de La Salud y de Nuestra Señora de Guadalupe que existieron hacia 1739.

Fue bendecido con el nombre de Guadalupe por el Obispo de La Habana Juan José Espada en 1814.

Desde entonces se conoció con ese nombre, hasta que fué dedicado a Nuestra Señora de La Caridad del Cobre por disposición del Sumo Pontífice San Pío X, a iniciativa de doña América Arias en el año 1913, vocera de todos los creyentes.

Entrada la década del ’50 fue restaurada totalmente, y consagrada por el Monseñor Alfredo Muller. Se reinauguró el 8 de diciembre de 1954, como santuario que la ciudad capital ofreció con “amor a la madre, reina y patrona del pueblo cubano”, según se lee en una lápida que conserva la iglesia.

En su peculiar fachada, que no se puede apreciar en todo su esplendor por la estrecha perspectiva de las calles donde se levantó se destaca la puerta de entrada de forma ojival, así como la torre cuadrada de dos cuerpos, situada en ángulo y trabajada con elementos decorativos, como las ventanas. El espacio interior lo conforman tres naves con bóvedas de aristas.
En los laterales se destacan los altares neoclásicos, mientras el altar mayor muestra en plenitud la imagen de la patrona de Cuba.
Excelentes los coloridos vitrales de temas religiosos que decoran los ventanales.

El templo fue remozado hace algunos años incluyendo la fachada y el interior, ya que la ausencia de trabajos de mantenimiento periódicos estaban afectando su estructura, mostrando grietas alarmantes. Los trabajos le devolvieron su solidez y lucimiento.

Cada día 8 de septiembre se celebra la fiesta de la Virgen de la Caridad del Cobre con procesiones callejeras y misas como la que es ya tradicional en la barriada de Centró Habana en la que participan centenares de devotos.