En 1837, los ingleses llegaron a la isla a instalar el ferrocarril que uniría a

12

En 1837, los ingleses llegaron a la isla a instalar el ferrocarril que uniría a Bejucal con La Habana. En ese entonces, la situación económica que vivía el país no era la mejor, de ahí que muchos de los obreros cubanos que participaban en la obra almorzaran pan con dulce de guayaba, este dulce de guayaba era preparado en casa y endulzado con azúcar moreno y solía ser bastante negro.

Cuando los ingleses notaron el color que tenía aquel dulce, empezaron a decirles a los trabajadores que su almuerzo parecía un pan con ‘timber’, en alusión a los travesaños de madera untados de petróleo que utilizaban para construir la línea férrea. Luego de eso, los obreros comenzaron a usar el nombre de pan con timba. Y así ha trascendido hasta el día de hoy.
Nada….curiosidades de nuestra isla!!!