<< "Hotel Pasaje" en el corazón de la ciudad >> El "

30

<< "Hotel Pasaje" en el corazón de la ciudad >>

El "Hotel Pasaje” era un edificio de dos plantas que se comenzó a construir hacia 1871 y se terminó en 1876 en el Paseo del Prado.

Fue la primera instalación hotelera construida especialmente para este fin, ya que lo común en esa época era adaptar edificaciones ya existentes.

También fue el primer establecimiento hotelero dotado en la Isla con un elevador hidráulico.

Su entrada daba al Paseo del Prado, casi frente a uno de los símbolos de la arquitectura habanera, como lo es el Capitolio y el fondo salía a la calle Zulueta frente al Instituto de Segunda Enseñanza de la Habana.

A lo largo del hotel, entre las calles mencionadas y con salida a ambas, corría una galería o pasaje cubierto con una estructura de hierro y vidrio donde se establecieron negocios de comercio,gastronomía y servicios.

Este “pasaje” daba nombre al hotel y se convirtió en uno de los sitios más representativos de la Habana de finales del siglo XIX.

En 1899, el hotel añadió 40 nuevas habitaciones, un cuarto piso, un ascensor eléctrico nuevo, y basó su estilo en las habitaciones de los hoteles americanos.

El hotel se anunciaba como el único “ hotel de primera clase en La Habana” albergando a distinguidas personalidades de la época.

Ya no existe ese hotel,
como otros muchos viejos hoteles capitalinos este fue convertido en un edificio multifamiliar, y poco a poco su señorial edificio fue víctima del descuido, la dejadez, lo cual, sumado a la falta de un mantenimiento especializado, facilitó su derrumbe a inicios de la década de los 80 del pasado siglo.

El local del antiguo "Hotel Pasaje" fue rescatado para albergar el boxeo durante los "XI Juegos Panamericanos Habana 91", abriendo bajo el nombre de "Sala Polivalente Kid Chocolate"
afortunadamente la fachada del hotel se mantuvo a petición de la Oficina del historiador de la ciudad.

A finales del 2008 la sala cerró y comenzó su desmantelación, comenzando posteriormente un proceso de demolición para dar paso a un nuevo complejo hotelero que incluirá otras estructuras aledañas, y que por cierto, como parte de su nombre, incluirá el del antiguo "Hotel Pasaje".