Homenaje a la Gran Elena Burke Hola amig@s saludos Aquí les regalo esta M

22

Homenaje a la Gran Elena Burke
Hola amig@s ūüėČsaludos ūüôč‚Äć‚ôāÔłŹAqu√≠ les regalo esta Maravillosa Publicaci√≥n ūüėćuna hermos√≠sima colecci√≥nūü§© de imagenes ūüď∑acompa√Īada de una breve pero MagistralūüĎĆ Descripci√≥n‚úćsobre la Granūüí™ y rica vida art√≠stica de :ūüĎá

ūü•Äūüé∂ Nuestra Se√Īora Sentimientoūüé∂ūü•Ä
ūüĆļ ūüé∂ūüé§ūüĆĻELENA BURKEūüĆĻ ūüé§ūüé∂ūüĆļ

Naci√≥, Romana Elena Burguez Gonz√°lez, un 28 de febrero de 1928, en el barrio habanero de Cayo Hueso. Su primer contacto con la m√ļsica fue con el tango, ten√≠a cinco a√Īos y le encantaba imitar a Libertad Lamarque, de la que sab√≠a todos sus tangos. Con ‚ÄúCaminito‚ÄĚ hizo su fracasado debut con solo doce a√Īos en un programa de aficionados que ten√≠a la CMC. Los nervios hicieron que olvidara la letra y le tocaron la campana‚Ķ

Ganadora de un concurso en la ‚ÄúCorte Suprema del Arte‚ÄĚ se present√≥ a Onorio Mu√Īoz, de la cadena Mil Diez, y le pidi√≥ que la oyesen cantar. Uno de los due√Īos de la planta del programa le gust√≥ su voz. Le hizo una prueba con Orlando de la Rosa y la contrat√≥ por una semana, pero all√≠ se mantuvo durante mucho tiempo. Sus inicios profesionales los tuvo como vocalista de la orquesta de la emisora Mil Diez, dirigida por los maestros Adolfo Guzm√°n y Enrique Gonz√°lez Mantici.

Mil Diez fue la primera emisora que la sac√≥ a cantar a f√°bricas y escuelas. Su pianista acompa√Īante en estas actividades era D√°maso P√©rez Prado. Con esta emisora tambi√©n tuvo su primera experiencia con un un tr√≠o. Descargaba con el maestro Adolfo o M√°ntici.

Su primera salida al extranjero la realiz√≥ en 1950 como parte del show de Las ‚ÄúMulatas de Fuego‚ÄĚ, provocando, con su voz, √ļnica, gran revuelo en la noche de aquellos a√Īos. Porque como ella dec√≠a:"Me gusta bailar, me gusta cantar… me gusta la m√ļsica. Qu√© quieren, ¬°as√≠ soy yo!"

En el desaparecido ‚ÄúFollies Berger‚ÄĚ trabaj√≥ al lado de la ya famosa Tongolele. Ah√≠ la conoci√≥ Emilio -El Indio- Fern√°ndez quien asombrado por su voz la invit√≥ a participar en la filmaci√≥n de Sal√≥n M√©xico. En esa etapa se uni√≥ al cuarteto de Facundo Rivero con el que realiz√≥ una larga gira por Centro y Sur Am√©rica.

Terminados todos sus compromisos en el extranjero regres√≥ a Cuba e ingres√≥ al conjunto de Orlando de la Rosa. Trabajaron en algunos lugares de La Habana y poco despu√©s marcharon a Estados Unidos, en una ruta de centros nocturnos y hoteles que les marc√≥ una actividad incesante, en la que interpretaron n√ļmeros del director :Vieja luna, Nuestras vidas, Eres mi felicidad‚Ķ

Su periplo artístico hizo escala importante cuando conoció a la pianista y directora de orquesta Aída Diestro, quien trabajaba en la CMQ Radio y ella la animó para formar parte de una agrupación vocal que había planeado junto con Moraima Secada, Omara y Haydeé Portuondo. En agosto de 1952 debutaron en el Carrousell de la Alegría, espacio televisivo presentado por Germán Pinelli.

Con su voz de de amplio registro y depurada musicalidad, la se√Īora sentimiento, como se le conociera popularmente, es la mejor exponente del movimiento del filin (feeling) que se desarroll√≥ en nuestro pa√≠s a partir de los a√Īos cincuenta y en general es considerada hoy por muchos una de las mejores (para mi la mejor) vocalistas del pa√≠s.
Antes de iniciar una s√≥lida carrera como solista, ya Elena hab√≠a pertenecido al conjunto ‚ÄúLas Mulatas de Fuego‚ÄĚ (1947), el trio ‚ÄúLas Cancioneras‚ÄĚ y los cuartetos de ‚ÄúFacundo Rivero‚ÄĚ, ‚ÄúOrlando de La Rosa‚ÄĚ y de la pianista Aida Diestro (1956).

Famosa por su habilidad y tendencia a interpretar "a capella" y en los ambientes m√°s elegantes e √≠ntimos de la noche habanera, pero en no pocas ocasiones se hizo acompa√Īar de orquestas como la Arag√≥n o las dirigidas por los maestros Gonz√°lez Mantici o Ibrahim Urbino. Con una afinaci√≥n excepcional y un estilo exento de fiorituras innecesarias, su amplio repertorio incluy√≥ a autores latinoamericanos y nacionales como Jos√© Antonio M√©ndez, C√©sar Portillo de la Luz, √Ďico Rojas, Frank Dom√≠nguez, Piloto y Vera, Marta Vald√©s, Meme Sol√≠s, Adolfo Guzm√°n, Orlando de la Rosa, Candito Ruiz, Sindo Garay, Vicente Garrido, Arturo Castro, entre otros tantos.

Entre sus acompa√Īantes figuran, entre otros, figuras de la talla de D√°maso Perez Prado, Adolfo Guzman, Meme Sol√≠s y el guitarrista Froylan Am√©zaga, que trabaj√≥ junto a ella durante m√°s de quince a√Īos. Entre los numerosos exitos de Elena se cuentan "De mis Recuerdos", "Y Ya Lo S√©", "Lo Material" (Juan Formell), "Duele" (Piloto&Vera), "Amor y Solfeo" (Luis Rojas), "Amame Como Soy"y "Mis 22 A√Īos" (Pablo Milan√©s).

En 1957, √Ālvarez Guedes le produjo a Elena Burke su primer disco de larga duraci√≥n para su sello ‚ÄúGema‚ÄĚ. El puso condiciones espl√©ndidas desde el punto de vista orquestal, para que ella ense√Īara sus poderosas cartas credenciales como una de las m√°s importantes voces del cancionero en lengua hispana durante el siglo XX. Despu√©s grabo muchos m√°s y es imposible decir c√ļal es el mejor.

Elena se convirti√≥ en un referente muy especial de los sentimientos de una inmensa mayor√≠a de cubanos. Logr√≥, con su voz de inacabables recursos, dar siempre la impresi√≥n de que te cantaba a ti y solo para ti, aunque uno fuera uno de los miles de espectadores que llenaba un teatro o un centro nocturno para ir a disfrutarle. Ella representa un modo de ser de la espiritualidad cubana, del amor, de los sentimientos.ūüĆĻūüĆļ‚öėūüĆ∑ūü•Ä