Hola amig@s aquí les regalo esta ESPECTACULAR PUBLICACION sobre la histori

15

Hola amig@s ūüôč‚Äć‚ôāÔłŹaqu√≠ les regalo esta ESPECTACULAR PUBLICACION ūüĎĆ sobre la historia de los Tokens ,fichas o monedas de antiguos ingenios y centrales
estas monedas eran utilizadas como salario a los trabajadores y por consiguiente se utilizaban como medio de pago en bares, cantinas ,tiendas ,bodegas ,salones de baile etc q de hecho la gran mayor√≠a pertenec√≠an a los due√Īos del propio centralūüė≥dicho en buen cubano todo quedaba en casa ūüôĄ

Una vez terminada la esclavitud, eran otras las condiciones, pues ahora se hacía necesaria la contratación de la mano de obra y por lo tanto había que pagarle un jornal al obrero. Ello obligó al hacendado a adaptarse a una nueva modalidad que le afectaba directamente su capital haciéndolo buscar los medios necesarios para que le resultara provechosa.
Es as√≠ como se introducen las fichas en los ingenios azucareros cubanos, impuestas por el hacendado con el car√°cter de monedas privadas, para pagar con ellas los salarios de sus obreros, tomando como pretexto la escasez de moneda fraccionaria circulante que padec√≠a el pa√≠s, a causa de estar prohibida la entrada del monetario acu√Īado en la metr√≥poli, y la negativa de la Corona a establecer en Cuba una casa acu√Īadora.
Con el uso de las fichas se hallaban los jornaleros atados econ√≥micamente al ingenio, pues se les obligaba a comprar sus v√≠veres y otros art√≠culos de necesidad en tiendas de la propia empresa, que era donde √ļnicamente ten√≠an validez tales piezas. Provechoso sistema en que el salario que se le pagaba al obrero regresaba r√°pidamente a las arcas del hacendado y en que como los productos que se vend√≠an ni pod√≠an adquirirse en otro lugar ni ten√≠an la presi√≥n de la competencia generalmente no gozaban de la mejor calidad o precio. De esta forma se obten√≠an magnificas ganancias adicionales que hac√≠an que el monto de los salarios se redujera en un por ciento considerable. En definitiva pagar con fichas no era dif√≠cil, sino todo lo contrario, ya que las mismas eran muy baratas de acu√Īar, apenas sal√≠an del per√≠metro del ingenio y con una peque√Īa existencia de ellas se evitaban las grandes complicaciones que implicaba transportar sumas apreciables de dinero para el pago de los jornales. Por otra parte resultaban ideales por su sencillez a la hora de su identificaci√≥n por parte de una masa de jornaleros, en su mayor√≠a analfabetos, los cuales se guiaban sencillamente por su forma o tama√Īo para asimilar su valor.
El papel de las tiendas de los ingenios:
Las tiendas surgieron en los ingenios como una necesidad l√≥gica de este fen√≥meno, creadas por los hacendados para que sus obreros se vieran obligados a revertir en ellas las fichas que representaban su salario. Generalmente eran establecimientos ubicados en los llamados ‚Äúbateyes‚ÄĚ, alrededor de los cuales giraba la vida de los jornaleros en la √©poca de la cosecha, donde ofertaban diversos art√≠culos de primera necesidad tales como ropas, calzado, implementos de trabajo, comida, etc. No siempre las manejaba la propia administraci√≥n, sino que √©sta a veces las entregaba a un arrendatario, bajo condiciones muy ventajosas, pero conservando siempre el mismo sistema de fichas y de pagos. Tambi√©n en algunos ingenios de los mas importantes existieron fondas donde se vend√≠an a los obreros raciones de comida, mediante el pago con fichas que s√≥lo serv√≠an para esa finalidad.
Hubo algunos ingenios que en lugar de fichas met√°licas llegaron a emitir billetes particulares imitando en su forma a los oficiales aunque siempre de peque√Īo tama√Īo y con muy poca calidad de impresi√≥n. Sin embargo dicha tendencia no llego a prosperar debido al f√°cil deterioro de este tipo de pieza y la renuencia a su aceptaci√≥n por parte de los obreros que prefer√≠an las fichas por ser m√°s resistentes y f√°ciles de manipular e identificar.
El 23 de junio de 1909, el Congreso de la Rep√ļblica acord√≥ la llamada Ley Arteaga, presentada por el representante camag√ľeyano Emilio Arteaga Quesada, que prohib√≠a el pago de salarios en otra especie que no fuera la moneda de curso legal para acabar radicalmente con la explotaci√≥n y que el trabajador pudiera disponer libremente de su salario.