En una tarde de verano, en 1917, en un vagón de madera con mulas llegó a una pop

47

En una tarde de verano, en 1917, en un vagón de madera con mulas llegó a una popular cafetería en La Habana, Cuba. Entregó los primeros cuatro cajas de un nuevo refresco que pronto se llamaría "La bebida nacional". Ahora, más de 80 años después, IRONBEER todavía se disfruta por su sabor refrescante con solo un toque de especias de la isla. Mucho puede cambiar con los años, ¡pero no el sabor original de IRONBEER!
Si te gustó Comenta 🔉y 😎👍, comparte 🔀





Ver post actual