EL RECUERDO DEL ACTOR TYRONE POWER EN CUBA.

7

EL RECUERDO DEL ACTOR TYRONE POWER EN CUBA.

En la segunda mitad del mes de octubre de 1946 llegó a La Habana el célebre actor Tyrone Power. La prensa se encargó de entrevistarlo en el Hotel Nacional.

Fue gran amigo del escritor Ernest Hemingway y con él, asiduo de la Badeguita del Medio y El Floridita, todos quedaban asombrados de ver cruzando alguna calle al temerario espadachín de la pantalla grande, los suspiros se escapaban sin contención alguna, El zorro o el vengador y justiciero pirata de El cisne negro, al alcance de la mano.

En más de una ocasión se entrevistó con el afamado escritor Alejo Carpentier pues soñaba con llevar al cine su novela, Los pasos perdidos.

Nació el 5 de mayo de 1914, Se convirtió en una gran estrella al final de los años 30 y principios de los 40, trabajando para los estudios cinematográficos Twentieth Century Fox.

A causa de la II Guerra Mundial, Tyrone, que se había convertido en personaje estelar dentro del cine romántico y de aventuras, interrumpió su carrera cinematográfica ya que acudió a colaborar en el frente sirviendo en la marina estadounidense.

Todas sus películas eran éxitos de taquilla tan solo por contar con su nombre en las marquesinas. La industria del cine, en esa época se encargó de crear un sistema de estrellas que atraía enormemente a las multitudes, si comparamos lo que ganaban aquellos, con lo que ganan los actores de estos tiempos, no era tanto, pero existía algo llamado glamour que no lo podían igualar.

Falleció a los 45 años de edad a causa de un ataque al corazón, pero aún, después de tantos años, cuando alguien se sienta cansado de tanta cotidianidad en el cine actual a disfrutar una " película de antes" como cariñosamente las llamamos, deja escapar algún suspiro perdido en el recuerdo.