Hola amigos Libertad Lamarque visitó Cuba en enero de 1946, contaba con 38 año

9

Hola amigos👋

Libertad Lamarque visitó Cuba en enero de 1946, contaba con 38 años y le llamaban la “Novia de América”. A partir de la asunción de Juan Domingo Perón a la presidencia de Argentina en ese propio año, no recibió más contratos para trabajar en el país, lo cual atribuyó a su relación con la actriz Eva Duarte, quien más tarde tomaría el apellido Perón, al casarse con el presidente del país.

En esas circunstancias, Lamarque emprendió una gira por varios países de Latinoamérica el 2 de enero de 1946, contratada inicialmente por la RHC Cadena Azul. Su arribo a Cuba fue por la provincia de Camagüey y después al aeropuerto de Rancho Boyeros, hoy Aeropuerto Internacional José Martín, donde le ofrecieron un clamoroso recibimiento popular a lo largo de la doble vía habanera, hoy Avenida de Boyeros.

Debutó en la noche del día 7, en el Estudio Gigante abarrotado de público. Interpretó una serie de sus más sonados éxitos: Caminito y Besos brujos. También actuó en el teatro América cerrando el espectáculo con la canción Facundo, del cubano Eliseo Grenet. Se mantuvo en ese teatro con funciones dobles y diarias hasta el 20 de enero.

Luego se presenta en el teatro Fausto, situado en el Paseo del Prado, en la revista La cabalgata del circo, adquirida por la compañía Cinematográfica Cubana S.A y codirigida por Mario Soffici y Eduardo Bonero, donde actuaba junto a Hugo del Carrill.

En 1947, Lamarque se exilia y se consagra en México, previamente había protagonizado sus dos primeras películas mexicanas, Gran Casino y Soledad. En la primera, fue dirigida por Luis Buñuel y actuó junto a la estrella de cine Jorge Negrete.

En La Habana esas películas fueron muy bien recibidas por un público amante del género muy gustado en nuestro país.

Lamarque era ya considerada la actriz argentina con mayor carrera internacional y a menudo citada como una figura cultural importante en América Latina. Sus actuaciones de mujeres que se desenvuelven en ambientes poco favorables le valieron el calificativo de “la Reina del melodrama” y sus múltiples presentaciones musicales a lo largo de Sudamérica con vestuarios acordes al país que visitaba, el de “la Novia de América”.

Regresa a Cuba diez años después, en los inicios de agosto de 1956 y realizó presentaciones por dos semanas. Su popularidad no decreció, se mantenía invariable, por lo que se le trató como a una diva.

Durante sus 76 años de carrera profesional, Lamarque apareció en 65 películas —43 en México (más tres participaciones especiales en documentales), 21 en Argentina y una en España— y seis telenovelas. Intervino en una multiplicidad de géneros como el musical, el melodrama y la comedia. Su filmografía está comprendida entre 1930 y 1978, período en el que desarrolló la mayor parte de su carrera en cine y teatro. Muchas de sus películas se vieron en los cines habaneros.

Libertad fallece en el 2000 y, hoy en el 2019 todavía se ven sus películas tanto en México como en Cuba.