Asesinos alevosos, ingratos a Dios y enemigos de los hombres, son todos aquellos

63

Asesinos alevosos, ingratos a Dios y enemigos de los hombres, son todos aquellos que con el pretexto de enseñar doctrinas modernas, dejan caer en los oídos de las juventudes un cúmulo de ideas, infiltrándoles el evangelio bárbaro del odio en lugar de la doctrina sublime del amor. – José Martí