Todo

Manuel Arteaga Betancourt. Primer cardenal nacido en Cuba. Nació el 28 de dicie

Manuel Arteaga Betancourt. Primer cardenal nacido en Cuba.

Nació el 28 de diciembre de 1879 en Puerto Príncipe, hoy Camagüey, archidiócesis de Santiago de Cuba y bautizado por el padre Virgilio Arteaga el 17 de abril de 1880 en la catedral de dicha ciudad. Sus padres fueron Rosendo Arteaga Montejo, hijo de Juan Arteaga y Agramonte y María Francisca Guerra-Montejo, y Delia Betancourt y Guerra, hija de Gaspar de Betancourt y Catalina Guerra y del Castillo, todos miembros de familias antiguas camagüeyanas.

Su tío, el sacertote Ricardo Arteaga Montejo, lo llevó a Venezuela en 1892 donde el futuro cardenal cursó sus estudios, obteniendo el título de bachiller en filosofía el 15 de junio de 1898 en la Universidad Central de Venezuela. En 1900 ingresó en el convento de los frailes capuchinos en Caracas, abandónandolo después por razones de salud, y entró en el Colegio Seminario de Santa Rosa de Lima en Caracas el 12 de abril de 1901.

Sacerdocio y episcopado
Fue ordenado sacerdote por el arzobispo Juan Bautista Castro el 17 de abril de 1904 en Caracas y realizó su ministerio sacerdotal en Cumaná, Venezuela desde 1906 hasta 1912 y posteriormente en la ciudad
Sancristobalcathedral
Fue provisor y vicario general de la diócesis de La Habana desde 1915 hasta 1941. En 1916 fue nombrado canónigo magistral del cabildo habanero.

El Papa Pío XI lo nombró monseñor y prelado doméstico el 31 de mayo de 1926 y, después del fallecimiento del arzobispo de La Habana, monseñor Manuel Ruiz y Rodríguez, fue elegido vicario capitular de la archidiócesis el 3 de enero de 1940.

Fue elegido arzobispo de La Habana por el Papa Pío XII el 28 de diciembre de 1941 y consagrado el 24 de febrero de 1942 en la Catedral de La Habana por el monseñor Giorgio Caruana, arzobispo titular de Sebaste, nuncio apostólico en Cuba, asistido por el monseñor Manuel Zubizaretta y Unamunzaga, arzobispo de Santiago de Cuba y por Eduardo Martínez Dalmau, obispo de Cienfuegos.

Creado cardenal presbítero por el Papa Pío XII en el cónclave celebrado el 18 de febrero de 1946, recibió el capelo y el título en la iglesia de San Lorenzo in Lucina el 28 de ese mismo mes, convirtiéndose en el primer miembro del Colegio Cardenalicio nacido en Cuba. Fue uno de los cardenales que participó en el cónclave que eligió el Papa Juan XXIII en 1958.

Muerte y sepultura
Perseguido por el régimen, se refugió en la embajada de Argentina en La Habana y después en la nunciatura apostólica desde 1961 hasta 1962 cuando fue hospitalizado en el Hospital de San Juan de Dios, en La Habana donde falleció un año más tarde, el 20 de marzo de 1963, a la edad de 83 años.

Sus restos descansaron junto al altar mayor de la Catedral de La Habana y luego fueron trasladados a la Necrópolis de Cristóbal Colón donde recibió sepultura en la tumba que había mandado a construir varios años antes muy cerca de la capilla central del cementerio.

( Foto #1 corresponde a Catedral de San Cristóbal de La Habana)

Su tumba fue construida con granito rojo proveniente de Suecia, con una perfecta terminación. Dentro del conjunto se encuentra la cruz cardenalicia acompañada del nombre de quien ahí descansa, Cardenal Manuel Arteaga Betancourt.





Related Articles

Back to top button