Manicaragua: un lugar lleno de cubanía y costumbres ancestrales.

1

Manicaragua: un lugar lleno de cubanía y costumbres ancestrales. 😊🤓

Si usted es cubano seguro conoce o ha oído hablar del poblado de Manicaragua, un lugar lleno de cubanía y costumbres ancestrales. Manicaragua es actualmente un municipio de la provincia Villa Clara. Sin embargo, tiene una fascinante historia que data de antes de la colonización española en Cuba.

Un poco de historia
Los historiadores refieren que el primer nombre por el que se conoció fue Sabanas de las Cabezas. Más tarde, en 1802 se le nombró Manicaragua, que en lengua Arahuaco significa “tierra de hombres valientes”.

Cuentan que sus primeros habitantes eran aborígenes Siboneyes que vivían de la caza, la pesca y la recolección. Conocían el fuego y practicaron la alfarería. Hasta nuestros tiempos han llegado algunas de sus vasijas de barro. Habitaron en cuevas, solapas, sitios rocosos, cerca de los arroyos y ríos. El primer sitio descubierto fue nombrado Solapa de Pipo, en Boquerones.

El 12 de agosto de 1536 el cabildo de Sancti Spíritus otorgó a Don Fernando Gómez una merced de tierra en el hato de Sabana de las Cabezas o de las Cabezadas para explotarlas en la ganadería. El documento de otorgamiento de la merced es el más antiguo de su tipo, del que se conserva constancia escrita.

Hacia 1802 se fundó el poblado en esta hacienda, en el sitio hoy nombrado Jagüey Bonito, tomando el nombre aborigen de Manicaragua. Ya en 1806 era un partido pedáneo, establecido de acuerdo a las categorías existentes como un partido de tercera clase, como lo fuera posteriormente Seibabo y Provincial y que estaba encargado de regir la vida del pueblo.

Hacia 1842 se va extendiendo el núcleo poblacional hacia el norte, nombrándose Manicaragua La Moza (como llamaban los peninsulares a lo nuevo), quedando como Manicaragua la Vieja el poblado original. Catorce años después se unen, constituyendo un solo núcleo poblacional, con el título de Alcaldía de Barrio, que agrupaba a 2523 vecinos y pertenecía al término municipal de San Juan de los Yeras

Entre las primeras familias que se asentaron en el lugar se encontraban: Josefa y Cristóbal Moya, los Pérez de Alejo, Manuel Martínez de Avileira y José Rodríguez de Arciniega. El Historiador Manuel Dionisio González cuenta que se establecieron cerca del Río Arimao.

Bellezas y riquezas de Manicaragua

Entre las elevaciones de mayor belleza paisajística están el Pico Tuerto, el Moñito, Ropa Vieja, Guaniquical, Pico Blanco, Canarreos y Arroyo Bermejo.

Uno de los puntos más importantes en la economía de la región y también del país son los yacimientos: arenas del tipo aluvial y granidioritas, yacimientos de arcilla, yacimientos de zeolita, yacimiento de feldespatos, yacimientos polimetálicos (cobre, hierro, azufre, oro y plata), yacimientos de ocre y yacimientos de granate.

Manicaragua es una de las cuatro municipalidades más grandes en Cuba. Las cosechas principales y fuentes de ingresos incluyen artículos tales como el tabaco y el café. El café crece en las cuestas de las montañas del Escambray, un conjunto montañoso que se extiende desde la parte del sudeste de la provincia de Cienfuegos hasta la vecina provincia de Sancti Spíritus.

Los granos de café de Manicaragua llevan un néctar muy peculiar no muy conocido en el resto del mundo. Los “puros” se hacen en una la fábrica local y disfrutan de la popularidad de muchos turistas de diferentes partes del mundo.

El Hoyo de Manicaragua, una vez conocido como la tierra del mejor tabaco del mundo, es un pueblo pequeño localizado en esta municipalidad. Su popularidad se marchitó después de que la cosecha fuese relocalizada en la provincia cubana más occidental: Pinar del Río, a donde muchos campesinos locales fueron transferidos.

Tiene excelentes áreas de belleza natural y valor como el Valle de Jibacoa, Hanabanilla, el dique, y el hotel del mismo nombre.

Si usted está de paso por la zona no deje de visitarla, porque además tiene interesantes propuestas culturales.

Todocuba.org. 😊