HomeTodoLa Constitución cubana de 1940 Ampliamente considerada una de las constituciones

La Constitución cubana de 1940 Ampliamente considerada una de las constituciones

La Constitución cubana de 1940 Ampliamente considerada una de las constituciones más progresistas de su época, contenía elementos como la reforma agraria, educación pública, salario mínimo y otros programas sociales. Estaba compuesta por 286 artículos, en 19 secciones. Fue implementada durante la presidencia de Federico Laredo Brú (1936-1940) y entró en vigor el 10 de octubre de 1940. Estuvo principalmente influenciada por las ideas que inspiraron la Revolución cubana de 1933.

La constitución de 1940 reconoció el voto como un derecho, una obligación y una función del pueblo; (b) reforzó y continuó la previamente establecida forma de gobierno, específicalmente republicana, democrática y representativa; (c) confirmó los derechos individuales y los privilegios, incluyendo el derecho a la propiedad privada; e (d) introdujo la noción de los derechos colectivos.

Bajo la constitución de 1940, permaneció la separación entre los tres poderes del Estado, pero con obvias distinciones: (a) se introdujo el cargo de primer ministro; (b) el poder ejecutivo se convirtió en semiparlamentario, siendo la mitad de sus ministros también congresistas; y (c) el Congreso fue modificado a un miembro por cada 35,000 ciudadanos o una fracción mayor de 17,500, y a nueve senadores por provincia.

La constitución de 1940 ratificó la autoridad e independencia del poder judicial. Específicamente, la rama judicial permaneció autónoma y con el poder de nombrar jueces y magistrados. Al igual que en la Constitución cubana de 1901, y la de Estados Unidos, la Corte Suprema era designada por el presidente y confirmada por el Senado. Además, la Constitución de 1940 instituyó una Corte de Garantías Sociales y Constitucionales, conocida como la Corte Constitucional, bajo la jurisdicción de la Corte Suprema. La Corte Constitucional debía atender y solucionar las disputas y violaciones laborales y constitucionales.

Bajo la constitución de 1940, los gobiernos provinciales fueron abolidos. Los consejos provinciales perduraron, pero estaban ahoran compuestos por los alcaldes de varios municipios incorporados en cada provincia. Se eliminó el poder del gobernador para suspender a los alcaldes, mientras que los municipios obtuvieron el derecho a gravar impuestos locales. Los gastos públicos y el presupuesto a todos los niveles pasó a estar sujeto a un oficial ministerial, bajo el auspicio de la nueva Corte de Administración Pública. También se instituyó una Corte de Obras Públicas.

La cláusula sobre la enmienda constitucional fue reforzada estrictamente en la constitución de 1940. Se requería una convención constitucional para modificar el lenguaje de la Constitución. El Congreso fue autorizado a realizar reformas menores al documento, y los siguientes requerimientos fueron adheridos: (a) quorum (sesión conjunta); (b) dos tercios de los votos totales de los legisladores; y (c) las enmiendas propuestas necesitaban ser aprobadas en dos sesiones legislativas consecutivas. La constitución de 1940 también podía ser modificada por referéndum.

La diferencia más notable entre la constitución de 1901 y la de 1940 fue la adición de la protección constitucional en los asuntos relacionados a la familia, la cultura, la propiedad y el trabajo. Sin tener antecedentes constitucionales, ni experiencia en la protección de los derechos sociales, los redactores de la constitución de 1940 usaron como modelo la Constitución española de 1931 y Constitución de Weimar alemana de 1919.

La constitución de 1940 estuvo en vigor durante 12 años hasta que, en 1952, tras el Golpe de Estado del General Fulgencio Batista, quedó suspendida.

En 1953, el manifiesto de Fidel Castro "La Historia me absolverá" declaró la restauración de la constitución de 1940 como uno de los principales oobjetivos de su movimiento revolucionario. En 1957, él y otros dos anunciaron en el "Manifiesto de la Sierra Maestra" su intención de restaurar dicha constitución, si lograban derrocar la Dictadura de Batista. Pero Fidel Castro jamás cumplió esa promesa. Dieciocho años después de llegar al poder, en 1976, el Partido Comunista de Cuba propuso y aprobó adoptar una nueva constitución en la isla, la Constitución cubana de 1976, que redefinió al país como un Estado socialista de partido único, bajo la dirección del Partido Comunista de Cuba y reemplazó el cargo de Primer Ministro de Cuba con un presidente ejecutivo.

Ver post actual

Most Popular