LUZ Y OSCURIDAD – Rosa Maria Andrade Velasco

3
LUZ Y OSCURIDAD
Blandiendo horrenda espada de horror y sufrimiento
Infame la maldad, su negra cara asoma.
Trayendo ella consigo murmullos y lamentos…
el aire envilecido, hace sentir su aroma.
Ponzoña que buscando en almas su morada,
se acerca con sonrisa burlona…¡desafiante!
Sintiéndose la dueña y señora de la noche,
¡No sabe que la luz… está siempre delante!
Te ofrece la ilusoria imagen mentirosa,
de fugaces placeres que engañan y destruyen.
Te pinta tu futuro con tontos espejismos
te ahoga entre sus redes, de falsedad y lumbre.
La oscuridad…¡Su reino! horrendo e Infrahumano
la cárcel de las alma pérdidas en error.
¡Horribles aposentos insípidos y fríos
abren sus negras fauces como feroz león.
¡Pero la luz hermosa, verdad inconfundible,
te ofrece sus vergeles de cándido esplendor!
Su paz es sempiterna, sublime e inefable
propicia y generosa…¡de límpido fulgor!
Los cardos espinosos destruye victoriosa
y en su lugar renacen, blancas rosas de amor.
Es dádiva preciosa, propicia y admirable.
¡Es luz que aleja sombras besando el corazón!
La miel tan exquisita que emana su palabra,
te hace sentir contento, feliz y bendecido.
Y en atrio tan enorme, de espléndidas moradas
¡hermoso! ¡incomparable! te espera tu destino.
¡No hay sombra que amenaze, si luz a ti te habita!
¡Oscuridad funesta, no puede ni podrá!
Si te vistes de gloria, de luz y de justicia…
harás huir tinieblas y oscura falsedad.
Si tomas esa mano, tendrás tierno consuelo
¡no habrá nunca en tu vida cielos sin claridad!
Y el faro luminoso, de amor y de justicia
bajo el cielo estrellado…¡Tu vida alumbrará!
Rosa Andrade (Maby)