Lucy Arango, me mando estás fotografías de su mamá que estudió en el colegio de

25

Lucy Arango, me mando estás fotografías de su mamá que estudió en el colegio de Las Hermanas Salesianas en Camagüey, 1945. Eran un Instituto de Vida Consagrada fundado por San Juan Bosco bajo la advocación de María Auxiliadora, y por Santa María Dominga Mazzarello, en Mornés, Italia en 1872, dedicado fundamentalmente a la educación. El Instituto, comenzó a funcionar con 15 religiosas consagradas. En la actualidad son más de 15 000 Hermanas Salesianas distribuidas alrededor del mundo en 82 provincias religiosas y presentes en 92 naciones.

Llegaron a Cuba en agosto de 1922 y fundaron en Camagüey el Colegio Dolores Betancourt, el primero de las Antillas. Inauguraron en el año 1936 el nuevo edificio. Tenía los niveles desde el Kinder hasta el octavo grado.

Se expanden hacia Nuevitas en 1926, donde fundaron el colegio María Auxiliadora. Su benefactora fue la Srta. Herminia Rodríguez. Comprendía los niveles desde el Kinder hasta el octavo grado.

En 1935 comenzó a funcionar en el barrio de La Vigía, de la ciudad de Camagüey, la Academia María Auxiliadora. En 1936 fundan el Santa María Mazzarello de las Hermanas Salesianas en el antiguo convento y colegio de las Madres Ursulinas que se marcharon de la diócesis en el año 1932 (ubicado a un costado de la Iglesia de la Virgen del Carmen). Este colegio comenzó con escuela diurna de primaria, un seminternado, un oratorio festivo y seis catequesis en las Parroquias del Cristo y de Santa Ana. Después se extendió hasta el nivel intermedio. Luego adicionó el Pensionado para los jóvenes del interior de la provincia que deseaban continuar estudios superiores en la ciudad.

En el mismo año 1936 fundaron el Colegio María Auxiliadora en Guáimaro. Además, las Hermanas Salesianas crearon en este pueblo el Instituto Musical María Auxiliadora que estaba autorizado a expedir títulos de música

Pero llegó el 1959, y luego el 1961 con el fatídico día 6 de junio en que se promulga la Ley de Nacionalización de la Enseñanza y se suprime también, por lo tanto, la educación católica en toda la Isla.

En 1982 regresan las Hermanas Salesianas a la diócesis de Camagüey, establecieron su casa en la Calle San Pablo y se dedican principalmente a colaborar en la pastoral de la catequesis.

Mi admiración y respeto a las Hermanas Salesianas y a las religiosas de todas las congregaciones, en especial a las que brindan su servicio en Camagüey y en toda Cuba. Llegue a todas ellas, en este Día de las Madres, mi felicitación y agradecimiento por todo el bien que hacen .