Los indianos gallegos de Ribadeo.

75

Los indianos gallegos de Ribadeo. Homenaje a Cuba. 😊🇨🇺

¡Hola! 🙋🏾

Quería compartir con ustedes, la historia de " los indianos" . Debo aclarar que conocí de dicha "aventura", una vez que me establecí en está hermosa tierra llamada Galicia. Es un brebe resumen de dichos sucesos, pero aún así me gustaria que la conocieran. ahí va…🤓😊⤵

Indiano fue la denominación coloquial del emigrante español en América que retornaba rico, una tipología social que desde el siglo de Oro se había fijado como un tópico literario.La denominación se extendía a sus descendientes, con connotaciones admirativas o peyorativas según el caso.

Los indianos se convirtieron en líderes locales en la época del caciquismo (finales del XIX y comienzos del siglo XX), periodo en el que grandes contingentes de jóvenes, especialmente de regiones con fácil salida al mar, como Galicia, Asturias, Cantabria, el País Vasco, Cataluña y Canarias, se vieron obligados en esa época a lo que se denominaba hacer las Américas:emigrar en busca de una mejor fortuna en países iberoamericanos como Argentina, Brasil, Chile, Cuba, México, Uruguay o Venezuela. En algunos casos acudían reclamados por sus familiares ya establecidos en esos lugares, formándose negocios familiares de notable éxito. La mayor parte no tuvieron tanta fortuna, y no encontraron mejor destino en América que la pobreza de la que huían.

Los que lograron amasar verdaderas fortunas y decidieron volver años más tarde a sus lugares de origen, procuraban prestigiarse adquiriendo algún título de nobleza, comprando y restaurando antiguas casonas o pazos, o construyendo palacios de nueva planta, en un estilo colonial o ecléctico muy vistoso, que pasaron a llamarse "casonas" o "casas de indianos" (en algunas zonas, como la localidad asturiana de Somado, son particularmente abundantes).[5]​ A menudo incorporaban en sus jardines palmeras como símbolo de su aventura en tierras tropicales.[6]​ También establecían su mecenazgo en instituciones de beneficencia o culturales, subvencionando la construcción de escuelas, iglesias y casa consistoriales, construyendo y arreglando carreteras, hospitales, asilos, traídas de agua y de luz eléctrica, etc. La literatura y arte hizo referencia muchas veces a la historia de la emigración a América y al retorno de los indianos.

La limpieza del origen de algunas de estas fortunas siempre estuvo en cuestión, especialmente las de los que se enriquecieron con la trata de esclavos (como Antonio López y López, ennoblecido con el título de marqués de Comillas), y que, en connivencia con los hacendados establecidos en ultramar, establecieron el grupo de presión negrero para obstaculizar cualquier tipo de legislación abolicionista que pudiera desarrollarse en la metrópoli, como las reformas que impulsaba Julio Vizcarrondo (él mismo descendiente de hacendados esclavistas). En el grupo pro-esclavista destacaron Antonio Cánovas del Castillo (hermano de José Cánovas del Castillo, enriquecido en Cuba) y Francisco Romero Robledo. La esclavitud no se suprimió definitivamente en las colonias españolas hasta el 7 de octubre de 1886.

Ribadeo Indiano homenajea a Cuba y al legado que dejaron sus emigrantes

Desde siempre, el municipio tuvo una gran y cualificada presencia en Cuba, con nombres propios muy destacados

ARCHIVO DE MARTÍN FERNÁNDEZ

En la ermita de Nosa Señora das Virtudes, en Arante (Ribadeo), hay uno de los más bellos exvotos de la pintura mural gallega de la Edad Moderna. Es, además, el más antiguo documento que prueba la relación y emigración a América. Recoge la historia de un naufragio y de un acto de fe.

En 1594, el capitán Domingo de Carranza Aguiar llegó al santuario para pedir protección a la Virgen antes de embarcar para las Indias. Al año siguiente, naufragó frente al cabo San Antonio, en Pinar del Río (Cuba). Un huracán desarboló su nave y no le quedó cosa a la que agarrarse más que la fe. Abrazado a ella llegó, exhausto y de milagro, al puerto hondureño de Trujillo. Cuando regresó, agradecido, entregó al templo de Arante la bandera del barco, un vestido para la Virgen, una lámpara de plata y una arroba de aceite. En 1606, el chantre de Mondoñedo, Gonzalo de Amieiro, hizo recrear la historia en un lateral para memoria y ejemplo de los siglos.

La pintura muestra la vieja relación de Ribadeo con Cuba. Algo que subraya la copla: «Adiós Ribadeo del alma/ que de la ría voy fuera, / solo voy viendo peñascos/ agua y viento que me lleva». El Puerto de Ribadeo ?impulsado por Ibáñez a fines del XVIII- fue Puerta de América en la segunda mitad del siglo XIX con los barcos de las Bancas de Casas y Bengoechea y los pilotos de la Escuela de Náutica.

Desde siempre, Ribadeo tuvo una grande y cualificada presencia en Cuba. Nombres como los tabaqueros Pedro y Félix Murias, Pedro Moreda, Domingo García, Inocencio Aguiar, Jesús Rodríguez Murias o J.F. Prieto; el banquero Narciso Obanza; emprendedores como José, Ramón y Francisco Maseda o Rodríguez Salvatierras; filántropos como José Acevedo o Rodríguez Murias; políticos como González Lanuza, Pasarón y Lastra, el general Villamil o Carlos Rafael; y otros, como Félix de los Ríos, Manuel Rodríguez, Nicolás Fierros o los exiliados… hablan por sí mismos.

Un enorme e influyente patrimonio material e inmaterial
La emigración dejó en la comarca un enorme legado y una profunda huella, visible y palpable por doquier. Aunque su mayor señal quedó, sin duda, más que en el patrimonio material, en el inmaterial…

Los emigrantes enviaron remesas de dinero y promovieron la primera gran revolución urbanística en A Mariña con casas indianas, plazas, jardines, fuentes, lavaderos o cementerios que dieron color y personalidad a barrios como el de San Roque y El Jardín (Ribadeo), O Rato (A Devesa), Maseda (Benquerencia) o las travesías urbanas de villas y concellos. Emprendieron novedosas iniciativas en el comercio, hostelería, transporte de viajeros, talleres, fábricas de electricidad, refrescos o hielo, aserraderos, bazares, relojerías, tintorerías, cines, bancas… Y su preocupación por la enseñanza les hizo construir escuelas y dar a sus hijos estudios para su promoción y mejora social.

A ellos también se deben nuevas formas de ocio como el Círculo de Recreo de Ribadeo, el Habanero de A Devesa, el Círculo Trabadense o los salones y cines de numerosos lugares.

Y trajeron sones y músicas desconocidas hasta entonces que arraigaron aquí, desde las habaneras al son, del merengue o la cumbia al bolero y el cha-cha-chá.

Pero, tal vez, su gran aportación sucedió en el campo de la participación política y el asociacionismo sindical. Apoyaron ateneos y bibliotecas populares, sociedades de socorros mutuos e instrucción, sindicatos y sociedades agrarias. Solo en Ribadeo funcionaron, entre otras, El Socorro, de Arante; La Prosperidad Cantábrica, de A Devesa; La Victoria, de Obe; o El Porvenir, de Remourelle.

Ellas fueron la base de la Federación de Sociedades Agrarias del Partido Judicial de Ribadeo, creada en 1928 y presidida por el republicano José Mª Díaz y Díaz Villamil. Fue uno de los grandes logros de la Granja Escuela de A Devesa, donada por Pedro Murias, que formó, informó, propició la comercialización conjunta de productos agro-ganaderos y dinamizó el sector agrario comarcal. Que abrió ojos y nuevos mundos…

El camino de la emigración a Cuba fue tortuoso. Frente a los indianos que viajaban a Lugo alardeando de su riqueza, otros lucenses sobrevivían codeándose con la miseria en la isla hasta el punto de que llegaron a pedir a España que los repatriase en barco.

Lucían trajes finos, zapatos brillantes y coches espectaculares, pero los indianos que viajaban a Galicia mostrando la riqueza acumulada en Cuba no reflejaban las penurias que muchos otros gallegos tuvieron que pasar en La Perla del Caribe para poder llevarse algo a la boca.

El semanario ribadense La Comarca del Eo reproducía, a principios de la década de los 20 del pasado siglo, un llamamiento urgente de un gallego emigrado que decidió escribir una carta al periódico contando las penurias que vivían a diario. Tanta era su desesperación que, incluso, pedía que España fletase un barco para repatriarlos de la isla.

El remitente contaba que Cuba estaba viviendo «una intensa crisis financiera» y que, por ese motivo, los comerciantes tuvieron que cerrar sus establecimientos «contándose por centenares los individuos que, despedidos del trabajo, se encuentran en huelga forzosa y sin medios de subsistencia».

Homenaje a los indianos.

Cada mes de Julio desde 2014 se celebra en Ribadeo, – Lugo -, el Festival Ribadeo Indiano. Un fin de semana cargado de actividades que te harán viajar al pasado. En concreto a los siglos XIX y XX, época en la que la ciudad creció gracias a las donaciones de los emigrantes que se fueron a «hacer las Américas», Los Indianos. Cada año se escoge un país donde hubo emigración gallega y se realiza dicho festival. El año pasado fue dedicado a la mayor de las antillas. 😊