HomeTodoLA HABANA DE LOS AÑOS CINCUENTA, TAMBIÉN TENÍA PARA TODOS LOS GUSTOS...

LA HABANA DE LOS AÑOS CINCUENTA, TAMBIÉN TENÍA PARA TODOS LOS GUSTOS Y BOLSILLOS – Nostalgia Cuba

LA HABANA DE LOS AÑOS CINCUENTA, TAMBIÉN TENÍA PARA TODOS LOS GUSTOS Y BOLSILLOS.

Por. Henry Puente.

La Habana nocturna de los años cincuenta, dependiendo tú gusto y economía, sin mucha dificultad, también podía hacerte sentir bien, no solo existían los grandes cabarets o lugares excesivamente caros, los que no eran accesibles para personas de bajos recursos, estaban los llamados lugares de tercera o cuarta categoría, del mismo modo, allí se ofrecía un show aceptable, cena y bebidas, en algunos casos, numerosas estrellas del espectáculo comenzaron en esos centros, a los que equivocadamente muchos le llamaban antros.

No todo era luces y lentejuelas, hay quienes disfrutaban de lugares más íntimos, enseñoreados por figuras nacionales de reconocida calidad como el Scherezada, el Pico Blanco del Hotel Saint John´s, el Atelier, el Club Imágenes y El Gato Tuerto. El club Imágenes estaba inspirado su bautismo en una canción emblemática del compositor Frank Domínguez y el Gato Tuerto, fundamentalmente en principio de la década del 60, lo centralizaban el dúo Las Capellas junto a la actriz y cantante Miriam Acevedo, fue allí donde se hizo por primera vez la lectura por el escritor cubano Virgilio Piñera de una de sus grandes obras, en esa época, no resultaba raro encontrarse en ese sitio con destacados intelectuales del patio e internacionales.

No se puede dejar fuera en está relación al Ali Bar, cuyo principal anfitrión fue Benny Moré, a quien “escoltaban” figuras como Fernando Álvarez, Celestes Mendoza, Orlando Vallejo, del mismo modo, allí brilló una inmensa gloria de Cuba, la sin igual Blanca Rosa Gil, quién trabajo en ese cabaret hasta el último momento antes de partir hacía el definitivo exilio.

Vale recordar, que Moré, una leyenda hecha canción, se presentaba en Alí Bar con un pequeño grupo acompañante, que incluía al fabuloso trombonista Generoso Jiménez, pero si estaba en La Habana, no era raro el encuentro musical con Benny en otros sitios como La Campana, El Sierra, Tropicana y Montmartre, por cierto, en este último lugar, se presentó junto a Rita Montaner en la obra El solar, dirigida por el coreógrafo Alberto Alonso, aunque inevitablemente, al acercarse la madrugada, siempre finalizaba actuando en el Ali Bar

La lista se alarga con clubes muy visitados como el Palermo, Alloy, Pennsylvania, Sierra, La Campana, Night and Day, Las Vegas, Panchín, Rumba Palace, Bolero Bar, Topeka, La Rue 19, Habana-Madrid Night Club, Habana 1900 y La Red. Los que buscaban otras emociones se dirigían hacia Marianao, un poco más allá de Miramar, en la zona de la playa, donde aparte del balneario, se encontraban clubes nocturnos, casas de juego y bares.

Como he mencionado con anterioridad, existían lugares humildes como el Kiosko de Casanova, El Niche, El Ranchito, La Taberna de Pedro, Los Tres Hermanos y La Choricera, un sitio rústico, con piso de tierra y mesas de madera sin pintar, regenteado por el timbalero El Chori. Allí se ofrecían espectáculos con tambores batá que atraía a los turistas extranjeros, como el actor norteamericano Marlon Brando, los mexicanos Agustín Lara, Toña La Negra, María Félix, los también estadounidenses Frank Sinstra, Gary Cooper, Ernest Hemingway, Ava Gardner y Errol Flynn y hasta la vedette Josephine Baker.

Conlleva imposible terminar esté trabajo sin referirme a dos voces femeninas que impactaron, cada una a su manera, las noches habaneras, La Lupe y Freddy, la primera actuando siempre casi al borde de un ataque de nervios, en la que ni el pianista acompañante ni la pared del local del club La Red, quedaban excluidos de sus perfomances, la segunda una gorda inmensa, con una interpretación más tranquila y por tanto más íntima.

Nada ¡ Que quieran o no ! Sería imposible ignorar lo que fue y ofrecía la ciudad de La Habana, para el disfrute de todos los cubanos y la mayoría de los habitantes del Mundo que desearan visitarla…..

Most Popular