José Miguel Tarafa de Armas, Coronel matancero que participó en las luchas de in

93

José Miguel Tarafa de Armas, Coronel matancero que participó en las luchas de independencia en el Ejército Libertador.
José Miguel Tarafa de Armas nació en Matanzas en 1869.

En octubre de 1895 se levantó en armas en Palos, La Habana. Al fracasar el movimiento se dirigió a Matanzas, donde fue hecho prisionero y conducido a La Habana el 15 de noviembre de 1895, logró salir hacia Estados Unidos de América.

Se enroló en la expedición del Hawkins, bajo el mando del Mayor General Calixto García, esta embarcación naufragó el 15 de enero de 1896, frente a las costas de New York, Estados Unidos de América.

Llegó a Cuba en la expedición del vapor Bermuda, también bajo las órdenes de Calixto. Desembarcó el 24 de marzo de 1896 por Maraví, Baracoa. Se incorporó al Cuartel General del General en Jefe, el 1 de mayo de 1896 cerca de Morón en Camagüey.

Poco después fue designado al Cuartel General 3 Cuerpo de Camagüey, donde se desempeñó como jefe de despacho. El 24 de junio de 1897 presentó al Mayor General Máximo Gómez un plan para invadir Isla de Pinos en el que invirtiendo pocos recursos se obligaría a los españoles a sacar tropas en operaciones para enviarlas allí.

A Gómez le agradó la idea y le ordenó seleccionar a los 5 oficiales que solicitaba y comenzara a reclutar y a preparar a los hombres necesarios. El plan no fue aprobado por el Consejo de Gobierno por lo que no se pudo concretar.

El 16 de junio de 1898 fue nombrado jefe del Estado Mayor de la Brigada Sagua la Grande (3 Brigada 2 División 4 Cuerpo) bajo las órdenes del Coronel José Luis Robau. En ese cargo terminó la guerra.

Ascensos

A Teniente el 26 de mayo de 1896
A Capitán el 15 de agosto de 1896
A Comandante el 8 de noviembre de 1896
A Teniente Coronel el 9 de febrero de 1897
A Coronel el 9 de agosto de 1898

Durante la República se convirtió en un magnate azucarero e intervino muy directamente con la política del país, estaba considerado como el mejor empresario cubano. Aliado al capital norteamericano y muy bien relacionado con los oficiales del Ejército Libertador que gobernaba en el país, pudo obtener grandes éxitos en las empresas que acometió. Se destacó en el negocio ferroviario, construyendo y operando varios ferrocarriles, especialmente en Camagüey. Puerto Tarafa, en Nuevitas lleva su nombre. También tuvo destacada participación en el azúcar, adquiriendo en 1909 el Central Cuba (Cuba Libre), y en 1911 el Santo Domingo (Juan Avila). Al primero le hizo una renovación total que se terminó en 1828, convirtiéndolo por mucho tiempo en el mejor ingenio del país, adquirió también los centrales Flora y Saratoga, que fueron demolidos para procesar sus cañas en el Cuba.
En 1901 contrajo matrimonio con Maria Luisa Govín y Flores, hija de Antonio Govín Torres, fundador del Partido Autonomista. Tuvieron por hijos a Antonio, José Miguel, Josefina(Fifi), Graciela y Laura Tarafa Govín, que lo heredaron a su muerte. En 1950 la familia adquirió el Central España (España Republicana) que pertenecía a la compañía norteamericana de refrescos Pepsi Cola.

El Coronel Tarafa falleció en 1932 en Nueva York. Al respecto, una nieta: Laura Gomez Tarafa (apodada Chinie), hija de Laura Tarafa, en una entrevista planteó que su abuelo era tan conocido que cuando murió recibieron cartas de todas partes del mundo.