Esté gran actor, cotizado galán y magnífico showman cubano, convertido muy pron

5


Esté gran actor, cotizado galán y magnífico showman cubano, convertido muy pronto en estrella televisiva, se inició durante la década del 40 con el exitoso programa radial criollo
*ÁNGELES DE LA CALLE*

Por. Henry Puente.

El súper estelar hombre del escenario isleño nombrado Rolandito Barral, quién se convirtió muy pronto en estrella infantil, para después pasar a ser partícipe como galán en el famoso programa televisivo de los años 50 ” De fiesta con los galanes”, nació el 28 de junio de 1939 en La Habana, Cuba, hijo del conocido escritor y director cubano Mario Barral.

Se inició como actor a los 9 años de edad en el programa de la radio cubana “Ángeles de la calle”, luego trabajó en el cine y la televisión. A finales de la década del 50 ya era todo un ídolo juvenil en la isla, no obstante, abandonó su país natal en el 1962 y se radicó en Madrid, España, luego se trasladó a Panamá donde conoció a la que sería su esposa de toda la vida, Melly de la Guardia, con quien se casó en el 1966 y procreó dos hijas, Marietta y Yolanda Barral. Más tarde, en el 1970 se radicó en Puerto Rico convirtiéndose en uno de los galanes de la televisión, el teatro y el cine. También trabajó en telenovelas en Venezuela y México.

Además de la actuación se destacó como presentador de películas en la televisión junto a su compatriota y amigo inseparable el actor Frank Moro y animador del programa de juegos “Super Sábados”. A principios de la década del 80 se radicó en Miami, Florida, Estados Unidos, trabajando como animador en diferentes programas de radio y televisión, ya establecido en la Florida se creo “El show de Rolando Barral” emisión exitosísima, asimismo, en “Sábado Gigante” compartio estelaridad con el triunfante Don Francisco entre otras muchas actividades artísticas.

El 16 de enero de 2002, sufrió un desmayo al terminar su programa de televisión “Fiesta a las siete menos cinco” por el canal de cable TVC. Sufriendo un derrame cerebral, el 18 del mismo mes fue operado del cerebro para detener una hemorragia, desafortunadamente fue en balde y falleció el 22 de enero de 2002 en el Kendall Medical Center en Miami, Florida, Estados Unidos, a los 62 años de edad. Sus restos descansan en el cementerio Graceland Park en Miami.

El nombre de esté admirable y extraordinario primer actor está escrito con letras de oro en la historia de la televisión, el teatro y el cine de Cuba, Puerto Rico, Venezuela, México y Estados Unidos.

Su mayor deseo siempre fue poder regresar a su patria, dónde había sido profeta, sueño, que como tantos otros de sus amigos artistas, que optaron por el exilio a la llegada de la Revolución Cubana, no pudo realizar, en su féretro se exhibió la bandera del país que lo vio nacer al cual nunca pudo volver..