HomeTodoEs imposible hablar de Tropicana sin mencionar sus espectáculos.También es impos

Es imposible hablar de Tropicana sin mencionar sus espectáculos.También es impos

Es imposible hablar de Tropicana sin mencionar sus espectáculos.También es imposible pensar en sus espectáculos sin recordar a Rodney y su fabuloso "music hall". La verdad es que, desde el principio, Tropicana fue un tema forzado por las producciones artísticas que hicieron punto de venta para atraer clientes.

Cuando en 1939 el cabaret comenzó sus actividades, los espectáculos clásicos de esa época eran simples: una figura central, un cuarteto o trío y rumba parejas de baile españolas. Este último cerró el espectáculo. Entre las figuras principales estaba Teresa de España, la esposa de Corre, Rita Montaner y Bola de Nieve, acompañadas por el percusionista Chano Pozo, quien luego integraría la banda de Dizzie Guillespi y otras figuras prominentes de la época, en un exitoso equilibrio artístico alternativamente dirigido por Sergio Orta y Julio Richards y orquesta bajo la dirección de Alfredo Brito.

Correa gestiona recursos y propone el pasaje de regreso a Europa a cambio del lanzamiento de una revista de música por un tiempo determinado. Así nace Congo Panther, que marca el inicio del uso de coros, modelos y especialistas en música como Chano Pozo, con las composiciones de Gilberto Valdés consagrado y la dirección orquestal de Alfredo Brito, todo en el marco de un hermoso follaje iluminado. Entre las figuras estaban Bola, Rita y Carmita Ortíz, quienes luego integraron una formidable pareja de baile con Julio Richards, y miembros del ballet, con figuras de reconocido prestigio universal como Sergio Lifar y David Lichini, el último coreógrafo de la película Red Shoes.

Congo Pantera, lanzado con un estreno lujoso, fue el evento artístico de la época y podemos decir sin temor que su calidad y excelente presentación fue el comentario forzado del mundo de las celebridades y el público en general. Su lanzamiento marcó un patrón en los espectáculos de cabaret, y pronto Sans Souci lanzó Zun, zun, baba, é con la monumental voz de Celia Cruz y la coreografía de Roderico Neyra, a lo que Víctor de Correa respondió como empresario de la orquesta española Lads of Spain. que marcó un hito en nuestras pistas, y Harry Mime, artista excepcional de pantomima.

En este momento, Martin posee Tropicana y decide contratar a Roderico Neyra (Rodney) desde 1952, con quinientos dólares a la semana, pero tuvo que continuar alternando el tiempo con Sans Souci, porque su sucesor, Carlyle, un destacado coreógrafo estadounidense no podía cubrir su ausencia Alberto Ardura en adelante será totalmente responsable de los espectáculos, comenzando la etapa de consagración de las famosas revistas musicales Tropicana bajo la dirección de Rodney, el creador del famoso cuarteto The Mulatas on Fire.

Los espectáculos fueron apoyados por la Orquesta Tropicana, integrada por músicos de renombre dirigidos por el experimentado Armando Romeu, cuyos arreglos musicales fueron aplaudidos en gran medida.

El 22 de diciembre de 1952 Arcos de Cristal se abre con la sensacional revista de ritmo Afro Omelenko donde destacó a figuras importantes del patio como el cuarteto Orlando de la Rosa y Luis Carbonell.

En el verano se estrena The Merry Widow, una versión humorística de la opereta del mismo nombre con interpretación única de Rosita Fornes acompañó al cuerpo de bailarines y modelos exclusivos.

Desde la reforma del casino, se presentaron en el bar momentos musicales donde Orlando de la Rosa y su cuarteto, FeloBergaza, el cuarteto Meme Solís y otros de prestigio artístico.

En 1955, Rodney presenta Tea House, con la actuación exclusiva de Pedro Vargas durante sus veinte años de vida artística, y Cuba canta y baila, con el cantante cubano Miguelito Valdés, especialmente contratado en Nueva York, la cantante Olga Guillot y Benny Moré, llamado El Bárbaro. del Ritmo.

Para aumentar su popularidad, Tropicana decide participar en el carnaval de La Habana con un bello entrenador que representa los arcos y sus monumentales modelos y cantantes que bailaron al ritmo de Romeu.

Tropicana Cubana contrató en la Agencia de viajes Cubana de Aviación una Constelación Súper G y la decoró en su interior con elementos y alegorías del cabaret, con un amplio corredor que sirvió a la pareja de rumba de Ana Gloria y Rolando para bailar acompañados por un grupo de músicos que invitaban a los pasajeros a bailar. rumba. El avión partió el jueves por la mañana a Miami y regresó a las ocho de la tarde con turistas.

Cenaron en Tropicana y disfrutaron de los dos espectáculos. Regresaron a Miami al día siguiente por la tarde. En 1956, en uno de esos viajes, el famoso cantante estadounidense Nat King Cole vino a Cuba para aparecer en la revista Evocation, cuyas figuras principales fueron Celina y Reutilio, Ramón y Coralia, Elena y Omara y Xiomara Alfonso.

La presentación del Rey fue un evento artístico extraordinario y marcó un momento en las maravillosas revistas de Rodney. Los quince días que Nat estuvo en Tropicana, como artista exclusivo, estuvieron completamente llenos y con ovaciones atronadores, incluidos los que recibió en una sesión de jazz que tuvo con Sarah Vaughan, que estaba actuando en Sans Souci y fue invitado especialmente para ello, y algunos músicos de orquesta. de Romeu, incluidos Bebo Valdés, Barretico, Papin y otros.

Si te gustó Comenta 🔉y 😎👍, comparte 🔀

— with Osvaldo Dorticos.

Ver post actual

Most Popular