Elena Ruz Un sandwich cubano.

1

Elena Ruz Un sandwich cubano.

Existen diferentes versiones de este singular sándwich de origen cubano. Encontré está versión como la más veraz pues está hecha a partir de una entrevista que le realizó una periodista del diario Miami Herald en 1986 a la propia Elena Ruz creadora del sándwich.

El sándwich “Elena Ruz” no tiene nada en común con un sándwich cubano tradicional.

Este sándwich a pesar de ser “cubano” no tiene carne de puerco ni jamón, pepinillos, mostaza ni tampoco pan cubano.

Ella tenía entre 18 y 19 años y vivía en El Vedado en 1927 ó 28 , cuando ella y sus amigos eran clientes habituales en un restaurante en la esquina de las calles Calzada y D llamado “El Carmelo”.

Ella les decía a los camareros exactamente cómo hacerlo, e incluso les pedía que lo incluyeran en el menú para que no tener que seguir explicándolo.

“Recuerdo que iba allí muchas tardes y le describía mi sándwich al camarero, hasta el punto de que cuando me veían venir, sabían lo que pediría” declaró entonces al Miami Herald.

Un día ella llegó a “El Carmelo” con su entonces prometido y su madre y vio un letrero de neón que decía:

“Pide una Elena Ruz. Delicioso sandwich. 25 centavos.”

Su madre estaba mortificada, porque el restaurante parecía estar ofreciéndola en un plato.

A Elena no le importaba,
“Me encantó, pero mi madre estaba horrorizada, Ella pensó que era vergonzoso que mi nombre apareciera en las luces como si me publicitara”

Esta historia de Elena Ruz se confundió con los años cuando Ruz salió de Cuba con su familia después de la revolución cubana.

Ruz y su esposo, el ex propietario del ingenio azucarero Eduardo Ulacia, se establecieron en Kendall, Miami después de una estadía de 9 años en España, donde también encontró el emparedado.

Finalmente se mudó a San José, Costa Rica, al fallecer su esposo para vivir con su familia, donde murió en el 2011 a los 102 años.

Para hacer correctamente el sándwich comience comprando pan fresco de medianoche.

Tueste y unte mantequilla al pan, previo cortarlo a la mitad.

Bata el queso crema con un tenedor antes de ponerlo en el sándwich.

Utilice fresas en conserva o mermelada de fresas y esparza en cada trozo de pan de medianoche previamente tostado.

Utilice buenas porciones de carne blanca de pavo y
corte el sesgo como lo haría con un sándwich cubano tradicional y ya está listo…. Delicioso !!!!!