EL VIAJE DEL ST.

1

EL VIAJE DEL ST. LOUIS Y LA MALDICIÓN DE LA NIÑA ALEMANA!
El 13 de mayo de 1939, el transatlántico alemán St. Louis zarpó de Hamburgo (Alemania) con destino a La Habana (Cuba). A bordo viajaban 937 pasajeros; casi todos eran refugiados judíos. El gobierno cubano se rehusó a permitir que el barco atracara, y los Estados Unidos y Canadá se negaron a admitir a los pasajeros.

“Decía que por los próximos 100 años Cuba iba a pagar y estaba pagando por lo que le había hecho a los refugiados judíos”, contó el autor y periodista radicado en Nueva York.

Al final de la odisea, se autorizó a los pasajeros del St. Louis para que desembarcaran en países de Europa occidental en lugar de regresar a la Alemania nazi. De los pasajeros del St. Louis, 254 fueron asesinados en el Holocausto.