HomeTodo¿Conocieron a “Bigote Gato”?, una estampa hispánica apiñada en los parques, call

¿Conocieron a “Bigote Gato”?, una estampa hispánica apiñada en los parques, call

¿Conocieron a “Bigote Gato”?, una estampa hispánica apiñada en los parques, callejuelas y arboledas de la capital. El mostacho alargado y la boina roja eran sus sellos…

Bigote Gato, asturiano. Otro personaje del paisaje urbano de La Habana en el siglo XX.

Bigote llegó a La Habana en marzo de 1924, con catorce años, tras la huella del padre y, al final, se buscó un destino propio. Su primera ocupación fue en una fonda, donde ganaba veinte centavos al día. Sin embargo, hay más: fue guaguero, bodeguero, trabajó en una fábrica de hielo y se lució de lo lindo en los bares Cristina y Hatuey en Luyanó. Dio muchísimos traspiés; nunca puntapiés. Se empezó a hacer famoso en La Tropical como un gran bailador. Le llamaban el “Gallego Caramelo”.

. Al principio, vivió en la calle Municipio, en Luyanó, y más adelante, en el reparto La Granja del Cotorro, donde le llovieron las ocurrencias: a la leche le puso “jugo de vaca” y al jamón “el toro del estómago”.

Más tarde, tras 23 años en Cuba, se convenció para inaugurar el 1 de marzo de 1947 el bar-tertulia Bigote Gato.
“Este lugar estaba en la calle Teniente Rey, hoy Brasil, número 308, esquina Compostela, en plena Habana Vieja. Allí creó diferentes salones como el Ensueño e inventó lemas propagandísticos muy graciosos: ‘Conozca a Cuba primero, visite a Bigote Gato después’; ‘un pedacito de nuestra Madre Patria con todos sus productos, una palmera cubana con todas sus costumbres’. Su taberna era frecuentada por los vecinos de la cuadra, pequeños empresarios, comerciantes y obreros sedientos. En el bar Bigote Gato radicó el Club de los Noctámbulos.

Los más célebres noctámbulos eran, en primer lugar, el Caballero de París, gran aliado de Bigote Gato; Andarín Carvajal, muy aplaudido por sus correrías por toda la capital; La Marquesa, el terror de los porteros de los bares; entre otros…




Most Popular