UNA CITA CON LOS GALANES DEL RECUERDO.

28

UNA CITA CON LOS GALANES DEL RECUERDO.

Cuando era un niño y todo lo quería saber, desentrañar misterios, ver fotos viejas, encontrar documentos
, buscando en una gaveta encontré una pequeña , para mi agenda con tapa de cuero carmelita y hojas de cartulina suave, amarillas ya por el tiempo, en la portada tenía unas letras estampadas en dorado que no sabía que decían pues aún no sabía leer y en cada hoja para mi lo que vendría a ser un garabato, pensé " que desperdicio, con los buenos dibujos que se pudieran hacer aquí " y salí al patio con mis colores dispuesto a crear mi gran obra.
Mi hermana Mirta, que ya no está entre nosotros y que siempre fue la más idealista y fantasiosa, estaba lavando una blusa y cuando me vio con aquello en las manos casi infarta y dio un grito:
"…¿ Niño que tú haces con eso, donde lo encontraste?, ¡ Hay Dios mío que recuerdos !…"
Yo temblaba…¿ Habría encontrado los documentos del tesoro de la familia del que siempre se hablaba?
¿Que es eso?, pregunté azorado.
Es un cuadernito de autógrafos – me dijo mi hermana y ahí me hizo una explicación que fue inútil por mi edad, años más tarde y viendo día a día aquello que ella salvó de mis manos, me contó de sus sueños de joven, del amor platónico por aquellos galanes de la televisión y la radio, del ir a ese programa y soñar con que a la salida alguno de ellos estampara su rúbrica en la libretica y hasta que tengo mi nombre, gracias a la fuerza que ella hizo para ello, me querían poner el del santoral y era una blasfemia, eso siempre se lo agradezco a Mirta.
Quise entonces indagar un poco para hacerle un pequeño homenaje esos jóvenes que a muchas hicieron suspirar.

.“De fiesta con los galanes”, era un programa surgido en 1957, dirigido por Oscar Luis López, que desde 1949 se inició como director de programas radiales dramatizados y musicales, se convirtió en su época en un éxito de audiencia de los que hacían vibrar de emoción a aquellas jóvenes, que incondicionalmente hacían la cola para gritar en este programa radial.

El motivo de tal revuelo, era la presencia de aquellos jóvenes y “hermosos” actores , que fueron adoración de pepillas y menos pepillas y que batían todos los records de audiencia radiofónica: Aunque sabemos que otros jóvenes actores también formaron parte de este grupo de galanes, en esta publicación solo destacaremos a los que aparecen en la foto superior: Rolando Barral, Carlos Barba, Jorge Marx, Alberto Insua, Carlos Alberto Badía y Jorge Félix. Y aunque conocemos su posterior desarrollo profesional, sólo destacaremos lo relacionado con este período que forma parte de nuestra increíble historia cultural.

1 ROLANDITO BARRAL

Rolando Barral, nació en La Habana en 1939. Hijo del locutor, escritor y director de televisión Mario Barral. Comenzó su carrera en el mundo del espectáculo a la edad de nueve años en la radionovela Angeles de la Calle, escrita por Félix B. Caignet, la cual trasmitía la cadena CMQ. Barral interpretaba el personaje de Pititi. Fue uno de los conductores del popular programa “De fiesta con los galanes”, que se estrenó en 1957 y se mantuvo en las pantallas durante cuatro años. En 1959 participó en la película “Con el deseo en los dedos”.

2 CARLOS BARBA

Carlos Barba. Estuvo entre los más importantes galanes jóvenes de la TV de Cuba antes de 1959.

3 JORGE MARX

Jorge Marx. Participó el primero de marzo de 1956, en el estreno en Cuba de la
Ópera “La médium” de Gian Carlo Menotti, en la sala Hubert de Blanck, realizada por la Escuela de Ópera del Conservatorio Hubert de Blanck. Bajo la dirección musical de Paul Csonka, puesta enescena de Ramón A. Crusellas, traducción de Luis A. Baralt. En esta puesta debutó la en ópera nada menos que la prestigiosa y veterana artista Rita Montaner. En el cine participó en el filme cubano-mexicano “La rosa blanca” (1954) dirigido por Emilio Fernández e Íñigo de Martino. Jorge Marx primero trabajó en el programa semanal de CMQ canal 6 “Esta es tu vida”, un drama que representaba historias cotidianas con valor moral e instructivo, bajo la dirección de Roberto Garriga, y un elenco integrado por Lilia Lazo, Enrique Santiesteban, Adela Escartín, Lupe Suárez y Luis López Puente como narrador.

4 ALBERTO INSUA

Alberto Insua, nació el 24 de septiembre de 1926 en La Habana, Cuba. Se inició como actor en un concurso radial que le permitió protagonizar dos radionovelas. Se convirtió en uno de los galanes más populares de la radio y la televisión cubana en la década de los años 1950s. El nombre de este extraordinario primer actor está escrito con letras de oro en la historia de la radio, el cine, la televisión y el teatro cubano y mexicano. Estuvo casado con Olga Guillot.

5 CARLOS ALBERTO BADÍA

Carlos Alberto Badía Jr, nació en La Habana en 1940. Hijo de la gran actriz, productora, directora y profesora de actuación Eva Vázquez y Carlos Badía, quien fuera actor y declamador pionero del cine cubano, de la televisión y de las radionovelas. Carlos Alberto ganó en1956 el premio de la “revelación masculina del año” de la ACRYT, según publicaron en el Anuario Cinematográfico y Radial Cubano, 17 a, Edición Anual 1957, en una sección titulada Álbum de Radio y Televisión de 1957, a cargo de Olga Abreu. Considerado uno de los últimos galanes juveniles de la televisión cubana hasta 1959.

6 JORGE FELIX

Jorge Félix, nació en Santa Clara, en 1931 y se llamó Gastón Colón. Comenzó cantando en un grupo musical que se llamó “Gastón Colón y sus Cinco Diablos”, luego vino la poesía declamada y romántica en un programa de radio llamado “Candilejas”. Después se cambió el nombre para Jorge Félix, en honor a Jorge Negrete y María Félix…y fue un reconocido joven galán. En la década de 1950 se traslada a La Habana y muy rápido comenzó en la televisión donde fue una de las primeras figuras a pesar de su juventud como el popular programa de la televisión de Cuba “De Fiesta con los Galanes” También tuvo su propio programa de comedia televisiva “Casos y cosas de casas”, coprotagonizado junto a Martha del Río.

Este es el homenaje a estos destacados actores que hicieron suspirar a más de una cubana. De una forma u otra también forman parte de nuestra memoria, alguien un día se tendrá que sentar a escribir " toda " la historia de la radio y la televisión cubana que hoy nos llega a retrasos, a tenues destellos, pero un día se tendrá que plasmar en un libro, para que no muera jamás.