HomeTodoPublicación de Realidad Cubana Desde pequeño me he caracterizado por preguntar, -...

Publicación de Realidad Cubana Desde pequeño me he caracterizado por preguntar, – Nostalgia Cuba

Publicación de Realidad Cubana
Desde pequeño me he caracterizado por preguntar, indagar, analizar y cuestionar todo lo que me rodea, de allí que tienda a ver toda información que recibo desde su contexto, buscando siempre las causas que la orignaron, el porqué de esta y el fin que persigue. La profesión que estudié y en la que me desempeñe durante 10 años, entrenaron mi mente para cuestionar todo, incluso lo que muchas veces damos por sentado.

Por ello, cuando el martes 1 de septiembre, en la habitual CONFERENCIA DE PRENSA DEL MINSAP sobre la actualización de la COVID-19 en Cuba, el doctor Francisco Durán García, informaba que se habían detectado 6 609 nuevos casos positivos y 74 fallecidos, me extrañó sobremanera, la disminución de la incidencia de la enfermedad experimentada en relación con los “DATOS PUBLICADOS” una semana antes.

A dar mis criterios y opiniones personales sobre la evolución de la Covid-19 en Cuba va dirigida la presente publicación, analizando el CÓMO, PORQUÉ y AHORA llegamos a las actuales cifras de infectados y fallecidos en nuestro país.

Partamos primero de un concepto básico para entender como ha sido el recorrido de nuestra isla durante los 17 meses desde la detección de los primeros casos de esta enfermedad, LA ESTADÍSTICA.

CONCEPTO DE ESTADÍSTICA: Ciencia que estudia la recolección, análisis e interpretación de datos, ya sea para ayudar en la resolución de la toma de decisiones o para explicar condiciones regulares o irregulares de algún fenómeno o estudio aplicado, de ocurrencia en forma aleatoria o condicional, es además, el vehículo que permite llevar a cabo el proceso relacionado con la investigación científica.

LA ESTADÍSTICA es una ciencia exacta SIEMPRE y CUANDO los DATOS PROPORCIONADOS para el análisis sean FIABLES y APEGADOS A LA REALIDAD que se pretende describir, es decir los RESULTADOS DEPENDEN de QUIÉN y con QUÉ intención los proporciona.

Créanme que SIEMPRE CONFÍE en la posibilidad real de erradicar la enfermedad en nuestra nación, parecer que cambió radicalmente en el mes de OCTUBRE del 2020. HOY lamentablemente no VEO LA LUZ al final del túnel.

Mi confianza radicaba en las condiciones idóneas que posee Cuba para poder erradicar una enfermedad como la COVID, entre las que se encuentra el AISLAMIENTO geográfico y el personal de la SALUD con que cuenta. Sin embargo pasé por alto la influencia que tiene la POLÍTICA en cada uno de los aspectos de la vida del país y que a mí entender posee gran responsabilidad en el pésimo panorama que vive la nación relacionado con la PANDEMIA.

Desde antes de detectar la Covid-19 en nuestro país ya se había declarado la GUERRA SIN CUARTEL PARA ERRADICAR esta mortal enfermedad por la DICTADURA, si esta tocaba suelo cubano. Por aquellas fechas y mientras el mundo sucumbia a los estragos causados por el virus, los medios de difusión masiva del estado se hacían eco de la precaria situación en los países que la padecían. Uno de los VIEJOS CONCEPTOS era BLANDIDO a los cuatro vientos, para demostrar nuestra superioridad humana sobre aquellos países, “EN CUBA LO MAS IMPORTANTE ES LA VIDA HUMANA”. Que poco duró aquella frase. Su existencia fue la misma que la de un merengue en la puerta de un colegio.

El día 11 de marzo del 2020 se detectaron los primeros casos positivos en Cuba, al ser confirmados 3 turistas Italianos como portadores de este, a pesar que ya por esa fecha, PRÁCTICAMENTE TODOS las naciones del mundo habían comenzado a cerrar sus fronteras, pues era la vía para detener la propagación del virus. No obstante con el pretexto de que se estaban realizando PCR, TEST RÁPIDOS y TOMAS DE TEMPERATURA en los aeropuertos (medida que solo permitía detectar a los pacientes sintomáticos), se continúo permitiendo la entrada al país de turistas y viajeros nacionales, sin realizar una CUARENTENA posterior, sin que “EXTRAÑAMENTE” los especialistas de la salud y políticos se percataran de la ineficacia de esta medida.

Si hacemos memoria, por aquellos días los cubanos comenzaron a exigir al RÉGIMEN (redes sociales mediante) el cierre de estos y de las ESCUELAS ante el crecimiento evidente del contagio en Cuba. No obstante esta decisión solo fue tomada casi un mes después, “COINCIDIENDO DE MANERA CASUAL” con que días antes los principales países EMISORES de turismo a Cuba habían cerrado sus aeropuertos (dígase España, Canadá, Alemanía).

El período de MEJOR manejo de la enfermedad se sucedió a partir de allí. Una vez que le RÉGIMEN ordenó el cierre de fronteras e implantó la medida de una CUARENTENA OBLIGATORIA para viajeros que entrarán a la isla, unido a otras de restricción de movilidad. Se comenzó a percibir un paulatino decrecimiento de los contagios, hasta llegar al día 10 de octubre del 2020 dónde apenas se reportaron 5 casos positivos. Hasta ese momento (y es mi opinión muy personal) las ESTADÍSTICAS proporcionadas por las autoridades cubanas reflejaban de manera más transparente la EVOLUCIÓN REAL de la enfermedad. Para esa fecha se habían contagiado 5948 personas de las que habían fallecido lamentablemente 123.

Habían transcurrido algo más de 6 meses de intenso trabajo del personal de la salud y del enorme sacrificio hecho por los habitantes de esta maltrecha tierra, teniendo en cuenta la precariedad con que sobrevivimos los cubanos de a pie. ESTÁBAMOS GANANDO LA BATALLA, como le gustaba decir al RÉGIMEN.

Durante todo ese período, en el NTV nacional, con su CHOVINISMO característico, aparecían imágenes de países con hospitales colapsados, personas muriendo por falta de oxígeno y enterramientos en FOSAS COMUNES en países como E.U, Brasil, Ecuador entre otros, en contraposición con el buen manejo nacional del Coronavirus y la invitación que con CARÁCTER RITUAL hacían sus locutores AL FAMOSO APLAUSO a las 9 de la noche, en agradecimiento a los HERÓICOS trabajadores de la salud. Hasta un pequeño corto se dedicaba a ello en trasmisión conjunta por todo los canales de TV y radio.

A partir de allí vino la debacle. El proceder de los DIRIGENTES se me asemeja a la escena dónde una joven (Pueblo y trabajadores en general) después de haber limpiado todo el reguero que otros hicieron (RÉGIMEN debido a la demora en tomar desiciones adecuadas) y prácticamente tener la casa impecable, regresaran nuevamente los mismo señores con sus pies BIEN ENFANGADOS y destruyeran en minutos, lo que costó meses de sufrimiento, restricciones y esfuerzo de todo tipo.

Ya en octubre el RÉGIMEN comenzó a desmontar el discurso de GUERRA SIN CUARTEL A LA COVID, para de modo sutil e imperceptible, ir sustituyendolo por el nuevo slogan: “LA NUEVA NORMALIDAD”, lo que en buen cubano se traduce como “aprender a convivir con la enfermedad”. Recuerdo perfectamente al vocero de la DICTADURA (para mí en Cuba no existe el periodismo) Lázaro Manuel Alonso hablando sobre ello en el “Noticiero del mediodía”.

También por esa fecha funcionarios del Ministerio del Turismo y hasta el exministro de ese sector, devenido hace 2 años en Primer Ministro Manuel Marrero (los “Manueles” estaban de moda por aquel tiempo) promocionaban el país como destino turístico, acotando siempre que este se haría en CAYOS, para de esta forma impedir la propagación una vez más del virus, garantizando que los trabajadores cumplieran un ciclo de 15 días laborando albergados, 15 días de cuarentena y 15 días de vacaciones después de haber dado negativo al PCR. Nada de lo anterior se cumplió. Muy por el contrario se alentó el turismo en VARADERO, tanto de nacionales como de extranjeros. Los trabajadores del sector (algunos infectados sin saberlo) iban y regresaban desde las instalaciones turísticas hacía sus casas diariamente, provocando el contagio del virus en las comunidades dónde residían, lo que en parte, fue el origen del rebrote actual.

Otra de las causas del aumento de los contagios fue la ELIMINACIÓN de la CUARENTENA OBLIGATORIA a cubanos residentes en el exterior y la sustitución de esta medida por el confinamiento INTRADOMICILIARIO. El objetivo de esta nueva alternativa era NO OBSTACULIZAR y PROMOVER la visita de los residentes en el extranjero, que sin lugar a dudas disminuiría drásticamente si tuviesen que pasar una cuarentena OBLIGATORIA. El reencuentro de los familiares y las celebraciones que de esta se derivaron también originó el nuevo rebrote que padecemos hoy.

Todo lo anterior, más el desmonte de las restricciones en el transporte urbano, la escasez de todo tipo, la NO realización de PCR y la famosa Tarea Ordenamiento que llegó para aumentar los pagos por servicios básicos a niveles DESCARADAMENTE ABUSIVOS, fueron los ingredientes que lanzaron a la población cubana a la selva contaminada y despiadada en que se convirtieron nuestras calles, lo que hasta el día 23 de agosto del 2021 había acumulado 602 526 contagiados y 4710 fallecidos en total. Ese propio día 23 la cifra de contagiados llegó a 9907 casos con 92 fallecidos.

Sobre la demora en la vacunación por apostarlo todo a VACUNAS CUBANAS y no participar en el proyecto COVAX, ni hablar. UNA DE LAS FOTOS DE POST HABLA AL RESPECTO.

De esa manera el RÉGIMEN pasaba casi toda responsabilidad a los hombros de un pueblo cansado de tanto esfuerzo y la solución del problema generado al personal de la salud. POCO A POCO los aplausos cambiaron a regaños y reclamaciones al personal de la salud y a los ciudadanos quienes pasaron a convertirse en los máximos responsables del aumento de contagios y muertes.

Resulta INACEPTABLE, INDIGNANTE e HIPÓCRITA culpar a la población cubana y al personal de la salud por los altos niveles de contagio y muertes debido a que estos NO ACATAN las medidas sanitarias, de distanciamiento social, etc.

Es de una BAJEZA CRUEL el comportamiento de una DICTADURA, que como CHULO de barrio barato, obliga a LUCHAR en la calle a su PROSTITUTA PREFERIDA (Pueblo) sin protección alguna, para después, cuando ESTA termina contrayendo una enfermedad sexual, la acuse de DESPREOCUPADA por no haber comprado los CONDONES o por NO EVITAR que alguno de ellos se rompiera en pleno ACTO SEXUAL.

Por estos días la situación es mucho peor y algo trama la DICTADURA. De pronto se comienza a hablar del comienzo del curso escolar y sobre todo sospecho que están ADECUANDO LOS NÚMEROS pues se avecina la TEMPORADA TURÍSTICA DE ALTA.

Repentinamente en los últimos días los DATOS OFICIALES difundidos dan tendencia a la disminución de todos los índices, lo cual es FALSO a mi parecer.

Ya es práctica en Cuba la ausencia de PCR. Sin PCR positivo disminuye la tendencia al aumento. Conozco personalmente en mi entorno a más de uno, que luego de regresar de Rusia y pasar por una cuarentena pagada en MLC, tuvo todos los síntomas de la enfermedad al llegar a su casa.

Este servidor está seguro de haber contraído la enfermedad a principios de año. A pesar de acudir a una consulta respiratoria, nunca le realizaron ni tan siquiera un test rápido. En aquel lugar me dijeron que regresará para mi casa y en caso de tener fldificultsd para respirar regresara. No fui visitado nunca por personal de la salud alguno. A los tres días de estar en mi casa tuve pérdida del paladar y olfato lo que recuperé al cabo de 15 días.

CONOZCO personalmente VARIOS casos de muertes derivadas de la COVID y que no se reportaron como tal por dar negativo el PCR.

Hace apenas 2 días ví a una ANCIANA acompañada de su nieta, tomar un ómnibus atestado de personas, con todo lo necesario para ingresar en un hospital, pues había dado positiva hacía días, se sentía mal y la ambulancia brillaba por su ausencia.

Conocí el caso de una señora que después de horas de haber llamado a una ambulancia sin que está viniera, salió a las calles con sus familiares después del toque de queda, intersectaron a un PATRULLERO el cual se negó a socorrer a la enferma so pretexto de que esa no era su función, pasaron horas hasta lograr llegar al hospital, para al final fallecer en este por el TIEMPO PERDIDO.

Me resulta IMPOSIBLE CREER en los DATOS OFICIALES justo en el momento en que más casos de covid VEO, muchos de los cuales no son reportados por no necesitar PCR (nueva tendencia).

Cuántos casos personas se contagiaron de la Covid-19 en Cuba? El dato real nunca lo sabremos.

Alguien en un comentario me dijo un día “CADA MINUTO PERDIDO ES UN VIDA MENOS”.
Cuántas muertes producto de la Covid-19 existieron en Cuba? Ese dato si lo sabremos algún día. Bastará con comparar estadísticamente los números de años anteriores con los correspondientes al período que duró la PANDEMIA.

MI SINCERA OPINIÓN: Será DEMASIADO TARDE para saber. CAEREMOS en cuenta lo que fue aquel triste pasado por el que transitamos y ahogados en llanto, con un nudo en la garganta y entenderemos cuantos “MINUTOS PERDIMOS TODOS”. Tal ves algún que otro familiar nuestro forme parte, lamentablemente, de ese TIEMPO QUE UN DÍA SE FUE.

DESPERTEMOS de una vez por todas los cubanos dignos de esta PATRIA para parar el TIEMPO QUE SE NOS VA.

EL TIEMPO ES ORO!!!!!

Sin más,
Saludos y un abrazo desde la distancia,
Realidad Cubana

Most Popular