Home NostalgiaCuba «El que puede hacer, hace, el que no, vende billetes», recordando al...

«El que puede hacer, hace, el que no, vende billetes», recordando al billetero,

«El que puede hacer, hace, el que no, vende billetes», recordando al billetero, ese típico personaje cubano que se llevó el tiempo

«El que puede hacer, hace, el que no, vende billetes», recordando al billetero, ese típico personaje cubano que se llevó el tiempo
Una de las primeras medidas tomadas por el Gobierno de Cuba surgido de la Revolución del 1ro de enero de 1959 fue suprimir la Lotería Nacional. Con el fin de esta controvertida institución que tanta polémica provocó en la República desapareció también de nuestras calles uno de los personajes más carismáticos de la Isla: el billetero.

¡Qué manisero, ni manisero!, los billeteros eran los decanos del pregón en Cuba. Ningún vendedor callejero vociferaba como ellos, y no era para menos porque la competencia era mucha. El oficio de billetero, si bien era ejercido por muchas personas honestas que buscaban en él la forma de ganarse unos pocos centavos, también estaba lleno de buscavidas, caraduras y gente de la peor ralea.

Casi todos los que se dedicaban a la venta de billetes pululaban por las calles con unas pancartas enormes (en las que se mostraban las decenas y las centenas) y pregonaban sus números haciéndoles el juego con la charada y hasta sacando jugo de las interioridades familiares de algunos políticos de la época.

Los billeteros eran los decanos del pregón en Cuba
Y es que “el pregón del billetero tiene sus secretos. Y es un arte que no todo el mundo puede dominar”, escribió en una ocasión un poeta cubano.

Había de varios tipos, porque el tipo determinaba en buena medida el número y la calidad de la clientela:

Estaban los “aristocráticos” que no se “rebajaban” a interactuar mucho con la gente y tenían su clientela fija en los barrios más pudientes; lo “itinerantes”, que se colgaban los cartones e iban de aquí para allá buscando a los compradores hasta en los asentamientos más marginales, porque la “suerte es loca y a cualquiera le toca”. Por último, en lo más bajo de la pirámide, estaban los infelices desvalidos: los ciegos, los paralíticos, los ancianos, que hacían tristemente real aquella frase de el «El que puede hacer, hace, el que no, vende billetes».

Fuente: https://www.todocuba.org/el-que-puede-hacer-hace-el-que-no…/

Most Popular

Que ricos los helados Guarina! Para todos los gustos y de todos los sabores!!!

Que ricos los helados Guarina! Para todos los gustos y de todos los sabores!!!

Recordemos a la inmortal Celia Cruz, una leyenda que hoy hubiera cumplido 95 año

Recordemos a la inmortal Celia Cruz, una leyenda que hoy hubiera cumplido 95 años, La Guarachera de Cuba, quien murió en el 2003 a...

<< Xiomara Alfaro, “El Ruiseñor de la Canción” >> Xiomara Alfaro f

<< Xiomara Alfaro, "El Ruiseñor de la Canción" >> Xiomara Alfaro fue una de las grandes leyendas musicales que brillaron en la escena...

” EL CAPITAN TORMENTA”.

" EL CAPITAN TORMENTA"... AL ENEMIGO ENFRENTA... ¿ Quien no tarareó este pegajoso himno, cada Aventura tenía el suyo, esta serie que se transmitió...