Mírame, madre, y por tu amor no llores, si esclavo de mi edad y mis doctrinas

1

Mírame, madre, y por tu amor no llores,
si esclavo de mi edad y mis doctrinas
tu mártir corazón llené de espinas,
piensa que nacen entre espinas flores.
Abdala – José Martí