Ha muerto en los arrabales Pedro José Encarnación Lo viro una puñalada que le a

21

Ha muerto en los arrabales Pedro José Encarnación
Lo viro una puñalada que le atravesó un pulmón
Fue en vida, hoy en velorio, Pedro José Encarnación
En la rumba el más notorio, y chévere en el danzón
Una caja negra y fría, con una placa que reza Pedro José Encarnación
Guardó los restos mortales del chévere del danzón
Su cadáver fue cubierto con el paño de Chango
Los hombres y las mujeres hicieron guardia de honor
Así se empezó a velar el che José Encarnación
En la sala de un solar del viejo barrio Colón.
Ya casi de madrugada, los cirios languidecían
Sobre el féretro sombrío del che José Encarnación
Y la gente comentaba, con mucha preocupación
Cómo hacerle un homenaje al que fue el rey del danzón
De pronto dijo una joven que acompaño a Encarnación
Como pareja de rumba, toda llena de emoción
"Propongo como homenaje que organicemos un son
Y así velamos el cadáver, de acuerdo con los principios
De su alegre profesión"
Uno a otro se miraron,

Bebieron todos a un tiempo y acordaron dar el son
Un deudo se fue al traspatio buscando dónde bailar
Y allá en el último cuarto se empezó a repiquetear
Los concurrentes bailaban en el fondo del solar
Y en la sala estaba el muerto con sus velas y su altar.
El guateque iba en aumento, repiqueteaba el congó
Y alguien dijo "Caballero, toque más bajito el son
No olvide que esta tendio Pedro José Encarnación
Dirán que es una herejía bailar así en un velorio
Pero que quieren si el muerto era un rumbero notorio
La gente seguía llegando, compungida de dolor
Le hacían guardia al cadáver
Lloraban con efusión
Y entonces uno venia y al oído le decía con marcada discreción
Pss "cuando termine su guardia y llore a Che Encarnación,
Vaya al fondo compañero que en el último cuarto hay son.

En El Ultimo Cuarto Hay Son – Luis Carbonell

Oír Aquí: https://youtu.be/NFsUIkNRjCE

Source