<< Fragua Martiana, el Museo que fué Prisión >> Al estudiar la vi

8

<< Fragua Martiana, el Museo que fué Prisión >>

Al estudiar la vida y la obra de nuestro Apóstol, José Martí, se puede comprender cómo se formó el carácter inquebrantable y la voluntad del hombre que dedicó su vida a servir a su Patria.

El Museo Fragua Martiana, ubicado en la esquina de las calles Hospital y Príncipe en La Habana, en realidad está dedicado a mostrar a los visitantes el lugar exacto donde el joven Martí sufrió un terrible encarcelamiento.
Sin embargo, lejos de aplastar su espíritu con todo el dolor y la indignación del encierro injustificado, aumentó el hambre insaciable de libertad e independencia que lo caracterizó.

La terrible cantera de San Lázaro fue la prisión política denunciada por las profundas palabras de Martí, y se convirtió en una fragua patriótica, donde la estrella que ilumina y mata brillaba más.

Los cubanos más ilustres de las primeras décadas de la República identificaron el lugar exacto donde se encontraba la cantera de San Lázaro y, en 1944, se creó un rincón de Martí justo en el lugar. Sin embargo, todos enfatizaron la urgente necesidad de tener un lugar donde los grupos de estudio de Martí que habían estado operando e investigando en la Isla desde 1929 pudieran trabajar. Así, a instancias de Gonzalo de Quesada, surgió la idea de crear la Fragua que fue inaugurada el 28 de enero de 1952.