El edificio de apartamentos López Serrano, en 13 y L, en el Vedado capitalino, e

9

El edificio de apartamentos López Serrano, en 13 y L, en el Vedado capitalino, está calificado como el primer rascacielos que tuvo Cuba. Su estructura, de veinte pisos, es muy sólida y semeja la forma del Empire State de la ciudad Nueva York.Fue construido con mucho acero y utilizando tecnología norteamericana por la firma Mira y Rosich.El edificio termina en una torre que cuenta con cuatro pisos. Sus lobbies tienen bellos pisos de terrazo y los muros enchapados en mármoles rojos de Marruecos. La arquitectura es art Deco, está influenciado por el Medical Center de Nueva York, con un cuerpo entrante y saliente que permiten fácilmente el acceso de aire y luz. La puerta del elevador y de los apartamentos fueron fabricadas con plata-níquel.
“En el lobby encontramos relación entre escultura y arquitectura: allí se sitúa un relieve titulado El Tiempo, realizado en níquel-plata y que fuera fundido en 1931 en talleres de Luyanó por un valor de 78 pesos . En la primera planta, locales de uso público: restaurante, farmacia, barbería, tienda. En los 78 apartamentos se incluyen todos los servicios auxiliares necesarios al hogar: luz eléctrica, gas, cocina, teléfono, agua fría y caliente, salida de radio. De forma adicional se podía rentar la comida y el mobiliario.Eduardo Chibás, líder del Partido Ortodoxo, ocupó por varios años un apartamento en el piso 14, en el período de los años 1940. Allí consolidó una parte de su opinión como político.
Al edificio se le puso José Antonio López Serrano, nombre del hijo de José López Rodríguez llamado Pote, quien fue uno de los mayores millonarios cubanos en la década de los años 40 del siglo XX

Publicado por Patricia Isabel Corona Rodríguez
Publicación de German A Álvarez Cisneros