HomeTodo**El Arco de Belén.

**El Arco de Belén.

**El Arco de Belén.**

El Arco de Belén, construido por Pedro Medina en 1775, fue parte del conjunto Convento e Iglesia de Nuestra Señora de Belén y se encuentra en la calle Acosta con Compostela, constituyendo un corto túnel que caracteriza el lugar.

Su Historia:

El origen y la construcción del Convento y de la Iglesia de Nuestra Señora de Belén se debe a dos figuras muy destacadas del siglo XVIII en Cuba: el Obispo Diego Evelino de Compostela (de ahí el nombre de la calle Compostela) y a Don Juan Francisco Carballo, Alférez de Milicia y uno de los más importantes mercaderes de la Habana, quien con sus aportes económicos contribuyeron decisivamente al financiamiento y la ejecución del Convento, que estaba destinado a refugio de convalecientes pobres. La construcción del convento se inicia en 1712, siendo desde entonces ocupado por frailes belemitas, orden religiosa creada en 1656 en Guatemala.

La iglesia, el claustro principal y el hospital de convalecientes, núcleo inicial del Convento, son concluidos en 1720. Los belemitas, solicitan un permiso en 1772 para construir un arco sobre la calle Acosta con el fin de facilitar el traslado de los enfermos convalecientes desde el Convento hacia las construcciones que la orden poseía en terrenos al otro lado de la calle, ya que las autoridades sanitarias de la ciudad habían prohibido el movimiento de estas personas a través de la vía pública. Su culminación es en el 1775.

En la actualidad el Convento de Belén ha regresado a sus orígenes caritativos albergando un asilo de ancianos y un centro para niños discapacitados. También durante el día funciona como Circulo Infantil, además de que existe allí un proyecto comunitario donde llegan ancianos del barrio de Belén a desarrollar actividades socio culturales durante buena parte del día.

Datos de interés: El arco de Belén es también conocido como Arco de Acosta por encontrarse en la calle de este nombre, donde viviera don Félix Acosta y Riaza, regidor y depositario general del Ayuntamiento en 1761 y que se destacara en la defensa de la plaza durante el sitio de los ingleses en La Habana, razón por lo que esta calle toma su nombre.

Como detalle curioso, alguien que participó en la construcción del arco quiso recordar su tierra lejana y dejó tallado en un lateral, en la piedra caliza, un perfecto “lauburu”, de unos 40 centímetros de diámetro, escoltado por dos flores de lis (ver imagen 4). El “lauburu” es el nombre que recibe en euskera la cruz esvástica de brazos curvilíneos y es uno de los símbolos más representativos y reconocibles del pueblo vasco, lo que hace suponer la presencia de algún vasco en la construcción y que sin dudas tenia al País Vasco…en la memoria.

La primera imagen de principios del siglo XX nos muestra el Convento de Belén; la segunda, el Arco de Belén en el 1914; la tercera una imagen del Arco de Belén posterior al 1920; y la cuarta imagen la imagen de la cruz esvástica.

#HabanaColonial

#HabanaRepublicana




Most Popular