De todos es sabido que El Corte Inglés es una de la empresas más reprensentativa

7

De todos es sabido que El Corte Inglés es una de la empresas más reprensentativas que tenemos en España, pero ¿sabemos cual es el origen? a continuación os lo contamos.

Ramón Areces, asturiano de nacimiento, embarca hacia América a los dieciséis años de edad. Desde el puerto de El Musel hasta La Habana tarda doce días y una vez en la capital de Cuba empezó a trabajar en los almacenes El Encanto, perteneciente en una parte a su tío César Rodríguez. Hito importante de su juventud americana sería la visita realizada a Nueva York a los veinte años de edad, que le permite conocer las estructuras de los grandes almacenes neoyorquinos.

La estancia en Estados Unidos y Canadá se prolongaría un tiempo, suficiente para cursar estudios preuniversitarios en el segundo país citado. Hacia 1929 César Rodríguez vende su participación en El Encanto y en 1935 Ramón Areces Rodríguez regresa de Cuba, con poco dinero pero con mucha experiencia en el negocio de los grandes almacenes. Poco antes de estallar la guerra civil española Ramón Areces y César Rodríguez adquieren una modesta sastrería madrileña denominada El Corte Inglés, una de los pocos establecimientos de la época que daba a tres calles diferentes, y a partir de entonces empezaría la historia de la que con el tiempo se convertiría en la primera cadena española de grandes almacenes y hoy, un fenómeno empresarial único en España y ciertamente original en el resto del mundo.

En sus principios se juntaron la elevada capacidad financiera de César Rodríguez con la experiencia cubana y norteamericana de Ramón Areces en el negocio de los grandes almacenes, sus dotes de trabajador empedernido y un olfato especial para detectar las decisiones acertadas en el negocio.

En 1940 el primer El Corte Inglés concluye la mudanza a la acera de enfrente de donde estaba, en la calle Preciados, pasando a ocupar el local que explotaba la firma barcelonesa Almacenes El Aguila. Por vez primera, El Corte Inglés y Galerías Preciados de Pepín Fernández (primo de César Rodríguez), se situaban uno frente al otro.