¿Cuántos de nosotros hemos disfrutado en la sala del Teatro América ?.

19

¿Cuántos de nosotros hemos disfrutado en la sala del Teatro América ?…

Abrió sus puertas por primera vez, el 29 de Marzo de 1941, con el estreno en Cuba de la película Anatole Litvak ‘All This and Heaven Too’ (El cielo y Tú). El teatro fue diseñado por los arquitectos Fernando Martínez Campos y Pascual de Rojas, y forma parte de un complejo constructivo de grandes dimensiones, un ineludible hito visual de la Ciudad, ubicado en una de las calzadas principales, la de Galiano, de fuerte carácter comercial.

Por su majestuoso escenario han desfilado desde su inauguración, figuras importantes del mundo musical y del espectáculo, tanto cubanos como extranjeros, lo cual, junto a la calidad de sus producciones, le ha ganado un lugar en el respeto y la preferencia del público y la crítica. Conciertos, recitales, zarzuelas, operetas, óperas, espectáculos humorísticos, dramas, comedias, variedades, revistas musicales, temporadas danzarias y circenses, y grandes eventos nacionales e internacionales, han completado una programación que tendrá inscritos para siempre nombres ilustres como los de González Mántici, Gonzalo Roig, Ernesto Lecuona, Rodrigo Prats, Adolfo Guzmán, Julio Cuevas, Mario Ruiz Armengol, Luis Alcarás, Chucho Valdés, Juan Formell, Las Anacaonas, Pedro Vargas, Pedro Infante, Rita Montaner, Moisés Simons, Ester Borja, Zoila Gálvez, Rosita Fornés, María de los Ángeles Santana, Lola Flores, Felo Bergaza, Orlando de la Rosa, Isolina Carrillo, Elena Burke, Benny Moré, Adalberto Álvarez, Josephine Baker, Alfredo Sadel, Bola de Nieve, Marianela Bonet, Luis Trápaga, Ramiro Guerra, Carlos Pous, Enrique Santiesteban, Los Chavales de España, René Cabel, Los Panchos, María Luisa Landín, Tito Guizart, Toña la Negra, Sara Montiel, Libertad Lamarque, y muchos más.

Sabían además que:

Las presentaciones de Lola Flores, «la Faraona», en el América, con gente de pie en los pasillos y en los laterales —algo inusual en ese teatro, que cerraba sus taquillas en cuanto se agotaban las localidades— batieron todos los récords de entrada en la historia
de ese coliseo?
¿Que las presentaciones en ese espacio de la actriz y cantante argentina Libertad Lamarque paralizaron el tráfico en la
calzada de Galiano, con la intervención policial consiguiente, y que al finalizar una de sus actuaciones la intérprete fue llevada en hombros hasta el hotel donde se alojaba? jijiji…

Si desconoce esos detalles es posible que ignore entonces que en enero de 1943 se formaron colas enormes en el portal y los alrededores de la instalación a fin de adquirir el boleto para asistir al estreno en Cuba de Casablanca, ese filme de culto, protagonizado por Humphre Bogart e Ingrid Bergman.
¿Sabe que la vedette Josephine Baker, que actuó en La Habana en noviembre y diciembre de 1950, fue la única artista que logró mantenerse en el escenario del teatro de la calle Galiano entre Neptuno y Concordia durante cinco semanas consecutivas,
con dos funciones diarias de lunes a sábado y una más los domingos, y que se despidió del público casi exhausta por el titánico esfuerzo?

Aquí va lo mejor:

Se decía que al igual que en el viejo Teatro de la Ópera de París, en los sótanos del América habita un fantasma. No son pocos los actores, tramoyistas y técnicos que creían oír,procedentes de los
subterráneos de la instalación, arias de ópera y lamentos angustiosos, como si el personaje creado por Gaspar Lereox arrastrara por los subsuelos del América las cadenas de su eterna desesperación jijiji… ¿me pregunto es realidad o leyenda?

Se dice que esos lamentos se han oído durante décadas, con exactitud desde el 22
de noviembre de 1943. En esa fecha tuvo lugar el estreno mundial, a las diez de la noche, de “El fantasma de la Ópera”,con Claude Rains como el fantasma.

Fuente: APICALTERNATIVA – LA DECANA y cubacute