CENTRAL CUBA, PEDRO BETANCOURT 1865 El central Cuba, ubicado en Pedro Betancour

3

CENTRAL CUBA, PEDRO BETANCOURT 1865

El central Cuba, ubicado en Pedro Betancourt, Matanzas, era el número 22 del país según su capacidad de molienda que ascendía a 500 000 @ de caña diarias, empleaba 4 335 trabajadores en zafra y poseía 1356 caballerías de tierra propias. Era, además, uno de los treinta centrales de la Isla que se dedicaban a la cría de razas selectas de ganado.
No se conoce la fecha exacta de su fundación que algunas fuentes sitúan en 1865 cuando varios pequeños ingenios se unieron en uno más grande nombrado Piraña. Fue uno de los centrales que para el tiro de la caña comenzó a usar el ferrocarril, que se había introducido en 1837, cuyas locomotoras eran alimentadas con carbón de piedra, para lo que se construyeron miles de kilómetros de vías férreas.
Muchos poblados actuales, carreteras y redes de ferrocarril de todo el país, deben su existencia a antiguos centrales azucareros.

A principios del siglo XX era propiedad de Leandro Soler, pasando en 1904 a manos de sus herederos. Hasta 1906 fue conocido como central Filomena y hasta 1909 como central Enriqueta.

El coronel del Ejército Libertador cubano José Miguel Tarafa lo adquirió ese último año y lo renombró como Cuba. Tarafa lo colocó bajo el control de “The Central Cuba Sugar Company”, junto con los otros tres centrales de su propiedad sitos en la provincia de Matanzas: el Flora, en Bolondrón, el Santo Domingo en Unión de Reyes y el Saratoga en Sabanilla del Comendador. En 1917 le adicionó al cuba los ingenios Sarataga y Flora y algunas fincas circundantes.

Tras la muerte del coronel Tarafa pasó a manos de sus herederos José Miguel, Josefina y Laura Tarafa Govín, y Alicia de Mendoza, viuda de Antonio, todos directores de la “Azucarera central de Cuba” que operaba también el central Santo Domingo. Jorge Barroso Govín del Piñar era su presidente y José Terrad fungía comovicepresidente.