Los dólares que mandas a tu familia, son para asesinar a nuestros hijos.

5

Los dólares que mandas a tu familia, son para asesinar a nuestros hijos. ¡No seas cómplice!