Así lucía el palacete de la calle 13 esq L, en el Vedado que fuera residencia de

35

Así lucía el palacete de la calle 13 esq L, en el Vedado que fuera residencia del primer Embajador chino en La Habana, Liao Ngan Tao, tras la instauración de la Republica. Un tiempo después fue comprada para su propia residencia familiar por uno de los hombres más ricos de Cuba en la época, el masidao José López Rodríguez “Pote”, llegado a Cuba en 1881 casi analfabeto y que logró sucesivamente, entre las dos primeras décadas del siglo XX, gracias a su intuición natural para los negocios y su casamiento con la rica viuda de su antiguo jefe, amasar una de las mayores fortunas del país y cuantiosas propiedades. Siendo su dueño, siempre se refirió a ella como “la casa del chino”. Renée Méndez… More
·