HomeTodo¿ Sabía usted que durante su visita a CUBA, en 1958, la...

¿ Sabía usted que durante su visita a CUBA, en 1958, la famosa estrella de Holl – Nostalgia Cuba


¿ Sabía usted que durante su visita a CUBA, en 1958, la famosa estrella de Hollywood intentó suicidarse en el hotel Capri de La Habana, dónde la encontraron casi sin vida dentro de una desordenada habitación ?…

Por. Henry Puente.

El 17 de octubre de 1918 nació en Brooklyn, Nueva York, Rita Hayworth, la pelirroja más famosa del cine, sobre todo por la mítica película y escena de ‘Gilda’ algo que la inmortalizó para siempre, tras de sí, dejó una vida algo complicada, sin mucha suerte en el amor y muchas anécdotas curiosas que desconocíamos, entre ellas, su intentó de suicidio en abril de 1958, en una de las habitaciones del hotel Capri, situado en la calle 21, esquina N, en el otrora lujoso barrio del Vedado, Habana.

Venía huyendo de una desastrosa experiencia amorosa, su quinto marido, había perdido la custodia de sus 2 hijas y su carrera en el cine se encontraba en total declive, su última película, antes del viaje a la isla, Pal-Joey, realizada en 1957, no obtuvo el éxito esperado, la extraordinaria belleza que la había acompañado desaparecía y su vida no tenía sentido, quiso alejarse y decidió La Habana, después de pasar primero por Varadero, dónde se hospedó en la casa de Alfred Irenee Dupont, siendo una invitada de honor por su propietario.

Su otro destino, fue el ya mencionado hotel, solo la acompañaba su representante de entonces, que venía fungiendo más bien como cuidador, la mañana del 17 de Abril de 1958 la encontraron casi sin vida en una de las habitaciones, había ingerido una alta dosis de somníferos mezclados con alcohol, la noche antes había cenado en compañía de la única persona que viajaba con ella, más tarde, acudió al cabaret, donde escuchó cantar a Olga Guillot.

Al encontrarla desvanecida cuando amaneció, rápidamente trajeron, en forma oculta, evitando se enterase la prensa, la cuál estuvo ajena todo el tiempo a lo sucedido, al Dr. Gálvez, famoso médico de la época, quién casualmente era el padre de otra, en ese momento aspirante artista, y que un tiempo después se convertiría en una estrella cubana, Georgia Gálvez, el eficiente profesional pudo salvarla a base de inducirle vomitar, al recuperar la conciencia no le permitieron salir nuevamente de la habitación.

Al siguiente día, para buscar a la famosísima estrella, enviaron desde la empresa cinematográfica Fox en Los Estados Unidos, un avión privado, desapareciendo Rita para siempre de la isla, la cual jamás volvió a visitar, ya lo había hecho antes, cuando en 1948 viajo a la mayor de las Antillas, en una gira de promoción de su película “La dama de Shanghái”.

A pesar de su éxito y fama, su vida siempre fue una total agonía, su padre, Eduardo, era un bailarín y actor sevillano que había dejado atrás su pueblo, Castilleja de la Cuesta, y su madre, Volga Hayworth, era una mediocre bailarina, ambos se mantenían con la actividad escénica, trabajando y haciendo lo que podían, tras hundirse el negocio familiar.

Margarita tuvo que formar un dúo de baile con su padre para ganarse la vida, en uno de aquellos clubes nocturnos, de segunda categoría, en los que actuaba, fue descubierta por un magnate del cine de la compañía Fox, inmediatamente, le hicieron una prueba y le cambiaron el nombre, por primera vez por el de Rita Cansino, poco tiempo después se le cambió por el de su apellido materno, como Rita Hayworth se hizo famosa en el Mundo entero.

Antes de convertirse en estrella, la actriz se tuvo que someter a una transformación radical para poder trabajar en el cine, mediante strong electrodepilación para ampliarle la frente y acentuarle el pico del pelo, además de estrictísimas dietas para ajustarse al perfil que querían en Hollywood.

Fue la película Gilda, de 1946, la que la convirtió en la mujer más deseada del planeta, tras su estreno, se colocó una foto de Gilda en la bomba atómica de prueba lanzada por Estados Unidos en las Islas Bikini, lo más curioso y desconcertante, Rita, que era pacifista, se indignó profundamente. El filme también ocasionó una histérica expedición a la Cordillera de los Andes, para enterrar allí una copia de la película, para que se conservase en caso de un desastre nuclear.

Tuvo dos hijas, Rebeca, hija de Orson Welles y Yasmin, hija del príncipe Ali Khan, que fueron según sus propias palabras ‘la única alegría de su vida” desafortunada en el amor se casó cinco veces, con Edward Judson, con Orson Welles, con el príncipe Ali Khan (por lo tanto fue ella, y no Grace Kelly, la primera actriz en convertirse en princesa), con el también actor Dick Haymes y con el director James Hill. Después de Gilda tuvo una crisis personal y declaró a la prensa una frase que se haría célebre hasta el día de hoy “Todos los hombres que he conocido se van a la cama con Gilda y despiertan conmigo”.

Aunque es algo poco comentado, fue la primera elección de los productores para rodar ‘Casablanca’, 1942, pero no pudieron conseguirla, y se tuvieron que conformar con una entonces menos conocida Ingrid Bergman. Bajo la influencia de Orson Welles, su segundo marido, comenzó a leer literatura clásica, en 1944, embarazada, leyó ‘Ivanhoe’, de Walter Scott, y llamó Rebecca a su hija por la heroína de la novela.

Originalmente su pelo natural era negro azabache y se lo tiñeron de pelirrojo para ser lanzarla como estrella mundial, a pesar de ello, años después la vimos rubia en la película ‘La dama de Shanghái’. Al entrar la década del 60 apenas pudo trabajar, en 1972 abandonó el cine para siempre y poco después empezó a sufrir Alzheimer, pero por aquel entonces no estaba diagnosticado y lo confundieron con alcoholismo, el 14 de mayo de 1987 murió de Alzheimer a los 68 años, en su apartamento de Manhattan, fue el primer rostro célebre asociado con esta enfermedad, sus hijas la cuidaron hasta su triste final….

Most Popular